2282519_500.jpg

Internacional

Decisión de Trump de recaudar fondos no parece afectar su popularidad

Reuters 14/05/2016

Pese a su compromiso previo de autofinanciar su campaña presidencial y las críticas que hizo a sus rivales -a los que calificaba como marionetas de pudientes intereses especiales-, los seguidores del magnate no se inmutan con su nueva decisión de aceptar dinero de donantes externos.

Los seguidores del multimillonario Donald Trump no parecen afectados por su decisión de aceptar dinero de donantes externos, pese a su compromiso previo de autofinanciar su campaña presidencial y las críticas que hizo a sus rivales, a los que calificaba como marionetas de pudientes intereses especiales.

La promesa ha sido un pilar fundamental en la estrategia electoral de Trump para presentarse como un independiente que no depende de la billetera de los grandes donantes, a pesar de que ha aceptado más de US$12 millones en contribuciones hasta la fecha.

La estrategia funcionó la semana pasada, cuando el magnate neoyorquino emergió como el eventual nominado presidencial del Partido Republicano, tras arrasar en varias primarias estatales.

Desde entonces, Trump afirmó que no se autofinanciará más y trabajará con el partido para recaudar más de US$1.000 millones y poder medirse así con su futuro rival del Partido Demócrata. Los críticos lo acusan de inconsistente, pero algunos de sus seguidores no están de acuerdo.

En esa línea, Reuters entrevistó a cuarenta partidarios de Trump, de los cuales tres docenas aseguraron que no les preocupa su giro. Solo cuatro indicaron que se sentían incómodos tras el cambio, aunque todos afirmaron que seguirán respaldándolo.

La mayoría de los entrevistados aplaudió la autodenominación que hace Trump de “obrero multimillonario” que no necesita el dinero de otros, pero dijeron entender que se necesitan muchos más recursos para competir en una elección general.

Asimismo, no tendrían problemas para donar dinero al empresario, si bien sería el mismo tipo de pequeñas sumas usadas por el aspirante demócrata Bernie Sanders para edificar su gigantesco fondo de casi US$200 millones.

Los seguidores entrevistados dijeron que la promesa de Trump de autofinanciar su campaña les importa menos que sus promesas de actuar contra los trabajadores indocumentados y aliviar el sufrimiento de las localidades habitadas en su mayoría por obreros blancos que han visto cómo sus empleos manufactureros se van a países en desarrollo.