Actualidad & Política

DC y PS intentan cerrar diferencias y se comprometen a apoyar reformas

G. Piérola y J. Arellano 12/01/2016

En declaración conjunta, en que los partidos oficializaron el acuerdo municipal, apuntaron a proyectar la alianza de centro-izquierda y trabajar en el proceso constituyente. En la DC, no todos dan por superadas las diferencias y aseguran que "están en desarrollo".

La sede de Santiago del Congreso fue el escenario elegido por las directivas de la DC y del PS para oficializar su acuerdo por una lista conjunta de concejales para las elecciones municipales.

Pero más allá de presentar el pacto electoral -que fue confirmado este fin de semana por el pleno del comité central del PS- ayer los partidos informaron una serie de otras decisiones, que intentan bajar las tensiones entre figuras de ambas colectividades que se habían desatado en las últimas semanas.

Entre otros puntos, ambos partidos se comprometieron a apoyar las reformas del Gobierno. De esta manera, se echarían por tierra las críticas de 26 militantes de la DC, entre ex ministros y ex subsecretarios, que redactaron un carta con fuertes cuestionamientos al programa de Gobierno de la administración de Michelle Bachelet.

“Las diferencias que se puedan producir las explicitamos al interior, las conversamos entre los partidos, las procesamos en el Parlamento en conjunto con el Gobierno y eso vamos a seguir haciendo”, explicó el presidente de la DC, Jorge Pizarro.

“Junto a la Democracia Cristiana establecemos este acuerdo sobre la base que las fuerzas políticas que componemos la Nueva Mayoría apoyamos la gestión de Gobierno y las reformas que seguimos empeñados por aprobar en el Congreso”, sostuvo la presidenta del PS, Isabel Allende, al dar cuenta del protocolo de acuerdo entre ambos partidos.

Asimismo, la legisladora explicó que “con esta fórmula (lista de concejales), nuestros partidos asumen el desafío municipal como un aspecto esencial de respaldo a la Presidenta Michelle Bachelet y a las transformaciones sociales de su Gobierno”, añadió Allende.

Además, el acuerdo entre ambos partidos apunta a fortalecer esta alianza de “centroizquierda” en el marco de que ésta es un entendimiento estratégico  para el bloque oficialista.

“Nuestro acuerdo político electoral busca un fortalecimiento de las fuerzas de centro izquierda”, explicó Pizarro.

En tanto, también las mesas directivas de ambas colectividades abordaron la idea de trabajar en conjunto en la construcción de la nueva Constitución. “Además de señalar la importancia de esta alianza de centro izquierda y la proyección que puede tener hemos decidido trabajar en conjunto no sólo el tema municipal, también queremos trabajar en conjunto por ejemplo el proceso constituyente, constituir comisiones de trabajo e ir generando una serie de trabajos comunes que nos permiten afianzar la relación, nuestra mirada de país. Nuestra necesidad de trabajar por ir avanzando el proceso transformador que estamos viviendo”, informó Allende.

DC sigue en alerta

Por otra parte, ayer se desarrolló un consejo nacional de la DC, donde Pizarro entregó un informe político por el impase Bachelet -Jorge Burgos. También se abordaron temas para ser tratados en el cónclave de mañana en Cerro Castillo (ver pág.25). En el encuentro también abordaron el tema municipal y con la presencia de la ministra Ximena Rincón se discutió acerca del proyecto de reforma laboral.

Más allá de que en las versiones públicas, los dirigentes del partido han intentado dar por superado los conflictos al interior del conglomerado y el Gobierno, son varios los que en el partido aseguran que la colectividad sigue en estado de alerta. Respecto a estas diferencias en la NM, uno de los consejeros explicó que “siguen en desarrollo”. 

Además, ayer el grupo de los “Cardenales”, compuesto por Mariano Ruiz Esquide, Carlos Massad y Sergio Molina, entregó una carta al partido titulada “Un esfuerzo para prestigiar la política”, donde se hace fuerte llamado a la unidad en el escenario político.

Archivos relacionados