2216352_500.jpg

Internacional

Cronograma de proyectos del Gobierno desata ofensiva opositora en cierre de año legislativo

Natalia Olivares 20/01/2016

La UDI oficializó una petición de censura a la mesa de la Cámara que lidera el PPD Marco Antonio Núñez, la que se verá hoy. Pese a que se cuestiona la sobrecarga legislativa, en enero de 2015 La Moneda también impulsó una ambiciosa agenda de 10 proyectos.

Los proyectos de Carrera Docente, Reforma Laboral, el proyecto que sanciona con cárcel la colusión, la agenda Antidelincuencia, ley de Partidos Políticos, Fortalecimiento y Financiamiento de la Democracia y la simplificación de la Reforma Tributaria. 

Esas son las iniciativas que en forma casi maratónica el Senado busca despachar a la Cámara por estos días, para que -idealmente- sean aprobados en su totalidad antes de entrar al receso legislativo de febrero.

El cronograma que tendrá la Cámara fue motivo de una reunión de comité la mañana de ayer con los representantes de las distintas bancadas, donde  se definieron las prioridades que se darán respecto de los proyectos que lleguen del Senado, teniendo en cuenta que, salvo esta semana, en lo formal sólo queda la próxima para sacar los proyectos adelante, en línea con los planes del Gobierno. 

De hecho, el vocero Marcelo Díaz el lunes ya había pedido al Congreso “hacer un esfuerzo” y sacar adelante el cronograma.

La presión que se puso sobre los diputados para lograr despachar esa batería de proyectos abrió la puerta para una nueva ofensiva opositora, y desde la UDI oficializaron su intención de censurar a la mesa de la Cámara, que lidera el PPD Marco Antonio Núñez, presentación que se revisará hoy en sala.

En lo formal el texto fue ingresado por la jefa de bancada María José Hoffmann y el diputado Juan Antonio Coloma -quien la sucederá en la jefatura de bancada UDI-, y no contó con el respaldo en su presentación de parte de Renovación Nacional.

Esto, pese a que comparten el diagnóstico. “Durante las últimas semanas hemos sufrido un frenesí legislativo, una improvisación constante y permanente en los proyectos, no se respetan los tiempos para legislar”, afirmó la actual jefa de bancada UDI. “Sin lugar a dudas la mesa ha sido un buzón de la descoordinación y la falta de claridad del Gobierno, y eso lo compartimos”, afirmó el jefe de bancada RN, Alejandro Santana.

No obstante, en este último partido apuestan a que aún habría espacio para dosificar los proyectos, dejando algunos para marzo.

Este podría ser el caso de la Reforma Laboral. 

Desde la UDI derechamente piden suspender su tramitación para profundizar los acercamientos -en esta línea está el presidente del gremialismo, Hernán Larraín- y ya el presidente de la Cámara Marco Antonio Núñez había dicho a inicios de semana que, con el cronograma original y sólo 24 horas de discusión, “no era viable” sacar la ley en la actual legislatura.

Pese a todo, desde la Nueva Mayoría bajaron el perfil a las críticas emanadas de la oposición, afirmando que el aumento del ritmo legislativo es algo propio de fines del mes de enero, cuando se termina la legislatura en curso.

De hecho, el año pasado en la hoja de ruta oficialista encabezada por el que era por ese entonces el ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo, La Moneda logró que en los últimos 10 días el Congreso despachara el fin del binominal, la Ley de Inclusión Escolar y el Acuerdo de Unión Civil, entre otros.

Es más, el 31 de enero del año pasado, día sábado, la Presidenta Michelle Bachelet firmó el ingreso del proyecto de ley sobre despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

Archivos relacionados