Internacional

Crecen desafíos para Clinton: Sanders sigue en carrera y Trump se acerca en sondeos

Francisca Guerrero 12/05/2016

Aunque es la favorita para convertirse en la nominada demócrata y luego en la presidenta de EEUU, Hillary Clinton no ha logrado sellar la nominación.

Bernie Sanders sigue siendo la piedra en el zapato de Hillary Clinton. Aunque matemáticamente es imposible que el senador de Vermont le arrebate la nominación demócrata, continúa quitándole estados en las primarias, lo que debilita su imagen al tiempo que la de Donald Trump se fortalece cada vez más, tras convertirse en el único candidato republicano la semana pasada. 

Las últimas encuestas deben haber generado más de un dolor de cabeza en el comando de la ex Secretaria de Estados. De acuerdo al sondeo de Reuters e Ipsos, la competencia se va cerrando de cara a la elección general y Clinton se queda con el 41% de las preferencias, apenas una décima por sobre el 40% de Trump. 

Una diferencia mayor se observa en el sondeo de NBC News y SurveyMonkey, donde la ex primera dama acapara el 49% de la intención de voto frente al 44% del magnate. No obstante, la misma encuesta refleja una diferencia mayor si se pone a competir a este último con Sanders. En ese caso Trump obtiene el 40% de las preferencias y el candidato demócrata un contundente 53%. 

Y es que a Sanders no se le pude subestimar. El martes sumó a los triunfos en Indina y Rhode Island la victoria en la primaria de Virginia Occidental, el Estado industrial que Hillary Clinton ganó sin problemas en las primarias de 2008 frente a Barack Obama.

Tácticas para acercarse a votantes de Sanders. Pese a todo, Clinton hoy cuenta con 2.240 delegados, frente a los 1.473 de Sanders, quedando solo a 142 para alcanzar la meta de 2.382 para una nominación automática. En ese marco, lo fundamental es que la precandidata demócrata desarrolle una estrategia que le permita acercarse a los seguidores del Senador de Vermont, pensando en las elecciones generales. 

“Clinton necesitará construir puentes a los partidarios de Sanders a partir de ahora hasta noviembre. La principal manera de hacer esto es atender a sus votantes en la plataforma del partido y dar a Sanders un lugar privilegiado para hablar en la convención”, explica a PULSO Brandon Rottinghaus, académico de la Universidad de Houston. 

Por su parte, Clodagh Harrington, directora de American Politics Group, ve la clave en el discurso. “Si los resultados a favor de Sanders hacen que Hillary gire a la izquierda, aunque sea en ciertos temas, esto la ayudaría a conseguir los votos de los estudiantes universitarios, por ejemplo, que tienden a favorecer en gran medida Bernie”. Adicionalmente, aseguró que “el grado de éxito electoral de Sanders impactará en la elección del compañero de fórmula Clinton. Ella es astuta y una buena manera de acercarse a los seguidores de Bernie sería nombrar a un vicepresidente que se dirija al sector que está a su izquierda”. 

Pero Donald Trump también estará dando la batalla por los votantes de Sanders y Rottinghaus no descarta que pueda acercarse a parte de ellos. “Irónicamente, hay parte del discurso de Trump que se asemeja al de Sanders, particularmente en lo que se relaciona con los problemas económicos y los cuestionamientos a los tratados de comercio. Si él se queda con estos votantes, Clinton tendrá dificultades para ganar en estados industriales como Pensilvania, Ohio, Virginia Occidental y Wisconsin”.

Antes de la convención demócrata, del 25 de julio, quedan 11 primarias. California es la más importante, con 475 delegados en disputa, el 7 de junio.