2308879_500.jpg

Crece la presión contra el primer ministro británico para que aclare cómo procederá

Reuters 29/06/2016

David Cameron, que presentó su renuncia el viernes tras hacerse evidente su fracaso en convencer al país para permanecer en el bloque en el referendo que él mismo convocó, dijo que dejará a su sucesor la declaración formal.

Reino Unido recibía ayer furiosos llamados de líderes europeos para actuar rápidamente y resolver el caos político y económico desencadenado por su referéndum a favor de abandonar la Unión Europea, que según el FMI presionará el crecimiento global, mientras diversos líderes del mundo se comprometieron a tomar las medidas necesarias para proteger sus economías.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo en el Parlamento Europeo que instaría al primer ministro David Cameron a que “aclare lo antes posible” la posición británica, pero que no espera que inicie el proceso de dos años “hoy o mañana por la mañana”.

“No podemos vernos enredados en una incertidumbre prolongada”, dijo en un discurso que interrumpió para preguntarles a los parlamentarios británicos que hicieron campaña a favor de la salida de la UE por qué seguían allí.

Cameron, que presentó su renuncia tras quedar patente su fracaso en persuadir al país para permanecer en el bloque en un referéndum que él mismo convocó, dijo que dejará a su sucesor la declaración formal.

Su partido dice que quiere un nuevo líder para inicios de septiembre, pero los que hicieron campaña para la salida dejaron claro que esperan negociar un nuevo acuerdo entre Reino Unido y Europa antes de que se lance el proceso formal de salida. Los líderes europeos han dicho que eso no es una opción.

“Sin notificación no hay negociación”, dijo Juncker.

Negociación no selectiva.

Cameron llegó ayer a Bruselas y se reunió con Juncker sin hacer declaraciones ante los medios. También se iba a reunir con otros líderes europeos antes de una cena con todos para debatir el Brexit.

Los eurodiputados han dicho que esperan que active el proceso de salida en la cena, pero el lunes un funcionario de la UE dijo que era poco realista por el caos político en Londres, donde el partido de Cameron y los laboristas de la oposición están muy divididos.

El gobernante Partido Conservador está dividido entre los campos a favor y en contra de la UE y el líder laborista Jeremy Corbyn se enfrenta a una revuelta por su campaña de cara al referéndum, en la que consideran que se mostró muy tibio en su apoyo a la UE.

“Los otros 27 miembros de la UE no deberían esperar a que el desorientado Partido Conservador ponga orden en su casa”, dijo ayer el ex primer ministro belga Guy Verhofstandt, líder del grupo liberal en el Parlamento Europeo, denunciando lo que denominó las “mentiras” de la campaña a favor de la salida.

Para Reino Unido el panorama es sombrío. Tras la reunión de Cameron con los líderes de la UE hoy día se volverán a reunir sin él para debatir. Algunos líderes de la campaña a favor del Brexit, entre ellos el posible sucesor de Cameron y ex alcalde de Londres Boris Johnson, han sugerido que el país mantenga su acceso al mercado único europeo y frene la inmigración, metas que son incompatibles bajo la normativa europea.

Pero la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que Londres no podía ser selectiva en la negociación con la UE en las cosas que quiere del bloque, como el acceso al mercado único, sin aceptar principios como la libertad de movimientos.

Como reflejo de la preocupación por el resultado en Londres, donde una mayoría votó a favor de permanecer en la UE y se temen pérdidas de empleos si la ciudad pierde su estatus como centro financiero global, el alcalde dijo que era vital el acceso al mercado de Europa.

“Se necesita que la prioridad número uno, dos y tres de nuestra negociación con la UE sea seguir en el mercado único”, dijo Khan. “En representación de todos los londinenses pido más autonomía para la capital, ahora mismo”, añadió.