Internacional

Canciller: "La imaginación del Gobierno boliviano no tiene límites"

Renata Fernández 18/05/2016

Heraldo Muñoz salió a contrarrestar acusaciones de Evo Morales sobre eventual base militar chilena. Además, ayer se realizó cita en París de equipo de La Haya.

Tras acompañar a la Presidenta Michelle Bachelet en su gira por Europa, el canciller Heraldo Muñoz no regresó a Chile. Esto, porque tras completar algunas actividades en Londres, tenía una reunión de alta relevancia: las citas finales con el equipo jurídico chileno previo a la presentación de la contramemoria en el marco del juicio con Bolivia en La Haya.

La cita se realizó ayer en el estudio Freshfields en París y contó con la presencia del agente José Miguel Insulza, la coagente María Teresa Infante, el coagente Claudio Grossman y el embajador Alberto van Klaveren, además de todos los juristas extranjeros que representan a Chile.

Con la contramemoria prácticamente redactada, el equipo se reunió a afinar los detalles finales del texto, ya que el plazo para su entrega vence el próximo 25 de julio.

En el encuentro se reiteró la idea de que Chile buscará rectificar información histórica que se presentó de manera incorrecta en la memoria boliviana. Según el canciller, con el texto se pretende “responder a las falacias y distorsiones de la historias que están presentes en la memoria boliviana”.

Al respecto, Insulza dijo que “ya tenemos un texto que lo queremos presentar a la Corte hacia fines de julio, estamos ahora en una última discusión capítulo por capítulo para poder introducir las modificaciones que los abogados estimen convenientes, agregar algunas cosas y de esa manera llega a la última fase que es la producción del texto, ya estamos bastante avanzados, las tesis ya están en el texto”.

Desde París el canciller aprovechó también para abordar la polémica más reciente con Bolivia a raíz de la acusación de que Chile tendría una base militar en la frontera. “La imaginación del Gobierno boliviano no tiene límites, imagina que hay una base militar en territorio chileno cerca del río Silala, imagina que hay una base militar a 300 kilómetros al norte, que no es más que un puesto de patrullaje militar en apoyo a Carabineros”, dijo Muñoz, quien agregó: “Lo único real y no imaginario es la base militar que tiene Bolivia a un kilómetro y medio de la frontera con Chile, al lado del río Silala y Bolivia le debe una explicación no sólo a Chile, sino que a la comunidad internacional y estamos a la espera de esta explicación”.

Desde Cancillería han planteado que el proceso judicial relativo a la aspiración marítima boliviana no se superpondrá con el anunciado litigio sobre el Silala, ya que las acciones que el país altiplánico ha emprendido en las últimas semanas -como la creación del Consejo de Defensa del Silala- en nada debieran afectar el curso del juicio actual.

En tanto, aunque todavía es una idea, se ha comenzado a conversar la posibilidad de que en su próxima visita a París al encuentro anual de la OCDE, la Presidenta Bachelet pueda reunirse con los abogados internacionales ad portas de la entrega de la contramemoria chilena. De concretarse la cita sería entre el 31 de mayo y 2 de junio.