2291889_500.jpg

Internacional

Brasil: Temer asume gobierno tras iniciarse juicio contra Dilma. Se compromete a reconstruir la economía

P. Namur / R. Fernández 13/05/2016

El ahora presidente asumió con plenos poderes y se mantendrá en el cargo de forma interina hasta por 180 días, período que tiene el Senado para analizar el impeachment.

Reconstruir la economía, pacificar y unificar la nación y rescatar la credibilidad. El Presidente interino de Brasil, Michel Temer, asumió ayer el gobierno con esos tres ejes centrales. Esto, luego de que, durante la madrugada de ayer el Senado brasileño decidiera suspender a Dilma Rousseff del cargo de Presidenta por 180 días, para iniciar un juicio político en su contra por violar la ley de responsabilidad fiscal.

Pese a que se esperaba que hablara a las 16:00, recién minutos antes de las 18:00 Michel Temer dio su primer discurso como presidente de Brasil. Rodeado sólo de hombres, y apuntando a la necesidad de asegurar la gobernabilidad. “Es urgente pacificar a la nación y unificarnos. Es urgente tener un gobierno que pueda salvar al país y unificar Brasil”, dijo en sus primeras palabras tras asumir el gobierno. 

“El primer paso para enfrentar los retos es el diálogo. Es necesario rescatar la credibilidad de Brasil internamente y a nivel internacional, un factor fundamental para que nuestras empresas y trabajadores puedan tener el entusiasmo de volver y asegurar la inversión”, aseguró. 

El vicepresidente asumió con plenos poderes y se mantendrá en el cargo de manera interina por hasta 180 días, período que tiene el Senado para llevar adelante el impeachment contra Rousseff.

Temer enumeró los problemas económicos en Brasil (recesión, déficit fiscal, 11 millones de desempleados, entre otros), y agregó que el desafío será detener el proceso de deterioro. “Para eso, es imprescindible reconstruir los fundamentos de la economía brasileña y mejorar de manera significativa el ambiente de negocios”, dijo, añadiendo que se mantendrán las garantías.

En el gabinete no hubo grandes sorpresas: tal como se esperaba, el ministro a cargo de esta reconstrucción económica será el ex presidente del banco central bajo el gobierno de Lula, Henrique Meirelles, mientras, los ministerios se redujeron de 32 a 21. El jefe de gabinete será Eliseu Padilha, una de las figuras más importantes del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) y que el año pasado fue ministro de Dilma. Dos ministros que abandonaron el gobierno de Rousseff hace un mes, ahora estarán en el gobierno de Temer. Se trata de Gilberto Kassab, quien asumirá en Ciencia y Tecnología y Comunicaciones, y Henrique Alves, en Turismo.

La Estrategia de Dilma. Durante la mañana, la ahora presidenta suspendida dio su último discurso en el cargo en el Palacio de Planalto. “No existe injusticia peor que condenar a un inocente (…) Puedo haber cometido errores, pero no crímenes”, afirmó Rouseff, quien insistió en que el proceso se trató de un golpe de Estado para derrocar a una mandataria elegida con 54 millones de votos, y agregando que el mayor riesgo para Brasil ahora es ser dirigido por un gobierno de los “sin votos”. Esto, en alusión a que, de acuerdo con sondeos, si Temer se presentara a una elección ahora, tendría el 2% de los votos. 

¿Qué le espera a Dilma Reusseff? De acuerdo a Ricardo Ribeiro, de MCM Consultores Associados, en Sao Paulo, lo primero que hará Dilma ahora será defender su mandato con el Supremo Tribunal Federal. “Es posible que intenten analizar los fundamentos que están detrás del pedido de impeachment, pero el STF va a decir que esto es responsabilidad del Congreso, y si este por dos tercios validó que Dilma cometió crimen de responsabilidad, el Supremo no puede hacer nada”, dijo Ribeiro.

Por su parte, Thiago de Aragao, analista de Arko Advice, dijo que la mandataria suspendida intentará hacer movimientos nacionales, pero con una estrategia equivocada. “Cuando ella habla de golpe, fortalece a los que ya la apoyan y debilita la relación con quienes no la apoyan, y no es la mejor estrategia. Lo ideal sería lograr el apoyo de quienes no la apoyan hoy, pero para ella es imposible porque para eso necesita reconocimiento de culpa de algunas cosas y no lo va a hacer. Entonces va a quedar cada vez más fuerte con grupo más radical y menos con el resto de la población”, planteó De Aragao.

Amistad con Brasil va a continuar “en cualquier circunstancia”

El desenlace de la votación del Senado brasileño, que culminó con la suspensión temporal de Dilma Rousseff, coincidió con las últimas horas que la Presidenta Michelle Bachelet pasó en Suecia.

Mientras se trasladaba a las actividades programadas en la ciudad de Gotemburgo, la mandataria siguió junto al rey de Suecia el avance de las votaciones. Fue durante el evento en las fábricas de Volvo que la delegación chilena se enteró de que la suspensión de Rousseff se había concretado.

Minutos después el canciller Heraldo Muñoz hizo llegar un comunicado con la versión oficial del Ejecutivo donde se confirmaba la “preocupación” que esta situación generaba en el Gobierno chileno.

El ministro Muñoz ya tenía preparada la declaración, esto, porque el canciller brasileño se comunicó la noche previa con él para comentarle que el escenario más probable era que se concretara la suspensión de Rousseff.

Luego, el canciller Muñoz ahondó en el tema y dijo que “la situación de Brasil ciertamente es compleja, pero sabemos que la democracia brasileña es sólida y que sabrán salir adelante. Nos ha preocupado la situación reciente en Brasil ya que dado la gravitación de ese país y la larga amistad que tenemos nos ha llamado la atención lo que ha sucedido. Independientemente de lo que suceda la amistad de Chile con el Gobierno y con el pueblo de Brasil en cualquier circunstancia va a continuar”.

Esta misma versión fue reafirmada ayer por la Presidenta Michelle Bachelet.

A primera hora, en tanto, la Cancillería había emitido un comunicado sobre el tema. “El Gobierno de Chile expresa su preocupación por los acontecimientos de los últimos tiempos en esa nación hermana, los que han generado incertidumbre a nivel internacional”, decía el texto.