Internacional

Arturo Squella y consejo político de Chile Vamos: "Nos oponemos a las órdenes de organizaciones de partidos"

Natalia Olivares 13/05/2016

El diputado UDI Arturo Squella, además de participar del equipo constitucional de Chile Vamos, que ayer oficializó su propuesta con 80 iniciativas de cambio ante los presidentes del bloque, es uno de los parlamentarios que ha mantenido el ruido en la interna del bloque. Esto, porque pese al voto político emitido el lunes por el consejo político opositor -que estableció que el bloque se restará de manera institucional del proceso constituyente del Gobierno-, él en su rol de militante recorrerán el país junto a otros diputados, sin restarse del diseño de La Moneda, buscando posicionar sus ideas.

¿Cuál es el principal cambio, a su juicio, que impulsa la propuesta paralela de Chile Vamos?

-Me atrevería a decir que lo central del documento es la premisa de que el protagonista del Chile que viene se llama sociedad  civil y no Estado, como cree la izquierda. 

Al exaltar el rol “solidario” del Estado en su propuesta, ¿no se le está empoderando en vez de acotar su concepción y función?

-Diría que nuestra propuesta mantiene y profundiza la idea que el Estado está al servicio de las personas y hace explícitos ciertos principios que hoy están presentes, como el de subsidiariedad y el de solidaridad. Que alguien diga que hoy nuestra Constitución no contempla el rol solidario es un absurdo, y obviamente lo entendemos como un complemento a la subsidiariedad. En cuanto a los principios que integran la parte dogmática, nosotros hacemos una mención explícita, y eso es la novedad, y no sólo hablamos de la solidaridad, subsidiariedad y la responsabilidad, sino de la justicia, del mérito y la paz social, entre otros.

¿Tiene sentido impulsar una propuesta paralela? La capacidad de convocatoria del sector es menor a la que pueda hacer el Gobierno de turno.

-Es que uno de los grandes errores  de nuestro sector es refugiarse en la comodidad de que en este tema tienen los quórum para modificar la Constitución. Creeemos que es un tremendo error. Si vemos el despliegue del Gobierno y de la izquierda, y lo vemos a la espera de un texto, estamos cayendo en uno de los errores que han hecho que la izquierda gane mucho terreno en el debate. Hemos ido conformando un equipo para ir asumiendo un rol de difusión de nuestras ideas, hacer política, y hacerla en serio. Hablarle a nuestra gente es lo básico, durante mucho tiempo han estado esperando que los actores políticos de centroderecha hagan política y no estén en un rol de reacción a lo que se propone desde el frente.

¿Pero cree que es buena estrategia apostar a una reforma? Mencionó lo de los quórum para cambiar la Constitución, pero no tienen mayoría y nada asegura que el 2018 la logren tener.

-Todos los esfuerzos y trabajos constitucionales que se están haciendo hoy día tienen que llegar donde verdaderamente se adoptan las decisiones y está la ciudadanía representada y eso es el Congreso. Creemos que es algo básico, si es que uno tiene una propuesta, traducirla en una iniciativa parlamentaria.

Junto al diputados Jaime Bellolio (UDI), y los RN Gonzalo Fuenzalida y José Manuel Edwards, participarán, además del proceso constituyente propio, del impulsado por el Gobierno. ¿Es de los que cree que la derecha le cedió la “calle” a la izquierda?

-Consideramos un deber no dejar espacio alguno sin que se estén representando nuestras ideas, y uno de esos es el proceso que está llevando adelante el Gobierno. Es un proceso equivocado, vacío, sin contenido alguno. Nos parece también fundamental fortalecer los espacios de trabajo comunes entre parlamentarios de RN y la UDI. A algunos se nos da  en forma natural trabajar juntos, que no nos perciban sólo por las peleas, sino por la capacidad de adoptar decisiones en común.

Felipe Ward dijo que el trabajo del bloque está mal organizado, porque las decisiones no se conversan previo al consejo político de Chile Vamos en estamentos del partido y que eso le da poco peso a esa instancia. ¿Comparte esta visión?

-Para que las decisiones del consejo político o del comité directivo de Chile Vamos tengan efectos en los integrantes de los partidos que lo componen es fundamental que éstas también sean adoptadas en cada uno de los estamentos al interior de los partidos. Nosotros nos oponemos a las órdenes de partidos, más aún a las órdenes de organizaciones de partidos. Esos mismos debates deben darse al interior de los estamentos, como las bancadas. Lo que no puede pasar en Chile Vamos es que entendamos al consejo político como instrucción, y no como coordinación. Su rol como instancia  es de coordinación. Lo otro me sonaría como federación de partidos, cosa que no compartimos.