Internacional

Anuncio de 25.000 nuevas viviendas genera debate en el sector construcción

Carla Cabello 23/05/2016

Visiones dispares concitó el plan de viviendas sociales adicionales al programa regular del Minvu. Mientras algunas plantean que no se ajusta al déficit, otros valoran la iniciativa.

Un programa extraordinario para la construcción de 25 mil nuevas viviendas sociales, adicionales al programa regular 2016 que maneja el Minvu, fue uno de los anuncios destacados de la Cuenta Pública realizada el sábado por la Presidenta Bachelet. 

El plan requerirá una inversión fiscal de US$430 millones en tres años, se traducirá en 62.500 nuevos empleos ligados a la construcción y su foco será apoyar la reactivación de la economía y el alicaído mercado laboral. Pese a ello, el anuncio no concitó un apoyo unánime en la industria y entre los expertos.

“El número me parece que es muy pobre. Si revisamos las cifras del Ministerio de Vivienda, las 25.000 es lo mínimo que se le puede exigir a esa cartera considerando el enorme déficit que tenemos en materia de viviendas sociales”, planteó Lucas Palacios, ex subsecretario de Obras Públicas.

En esa línea, Palacios apunta a la disminución en el número de viviendas sociales construidas durante esta administración. “Lamentablemente lo que hemos visto es una baja sustantiva en el ritmo de construcción de viviendas sociales en estos tres años si hacemos una comparación con el gobierno del Presidente Piñera”, sostiene. 

Y agrega: “Por lo demás, en cuanto a la creación de nuevos empleos nosotros estábamos acostumbrados a crecer a un nivel de 250.000 empleos al año, ahora estamos bajo los 100.000”.

Carlos Cruz, ex ministro de Obras Públicas y actual secretario ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), ve el anuncio como algo positivo. “Son 25.000 viviendas orientadas a la clase media, adicionales a los programas de viviendas habituales que hay. Eso también es una buena señal porque se está ampliando el rango de los subsidios a otros sectores que hasta ahora estaban un poco alejados y eso va a permitir reactivar también la industria de la construcción”, asegura.

“Es una cifra importante y creo que los anuncios de la Presidenta se pueden resumir en aumentar la inversión y eso debiera implicar un aumento del crecimiento y un impacto significativo en el empleo”, añade.

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) por su parte valoró positivamente los anuncios en materia de viviendas, así como el énfasis dado a temas relacionados con la calidad de vida en las ciudades. En ese marco hoy la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, junto al secretario de Hacienda, Rodrigo Valdés, se reúnen con la Cámara para abordar este anuncio presidencial.

Infraestructura. Las viviendas no fueron la única novedad entre los anuncios. 

También destacó la propuesta de avanzar en licitaciones de obras públicas por US$4.000 millones, en 10 concesiones durante los próximos dos años. 

La Mandataria destacó proyectos como la Carretera de la Fruta, el segundo tramo de Américo Vespucio Oriente (que se licitará en julio de este año) y la carretera Nahuelbuta, entre otros.

Al respecto, Carlos Cruz destaca la relevancia dada en el discurso a la infraestructura dentro de las políticas públicas que llevará adelante el gobierno en los próximos años. “Hasta ahora la infraestructura había estado fuera del ámbito de interés mostrado por la Presidenta”, sostuvo. Y agrega: “A mí me pareció un discurso más político que de anuncios y en ese contexto lo que se dijo en infraestructura es muy positivo”.

Adicionalmente, restó dramatismo a la falta de proyectos nuevos en materia de infraestructura, asegurando que ello “le hubiese restado credibilidad”.