2243524_500.jpg

Internacional

Alfredo Torres y elecciones en Perú: "Todavía no está definido el segundo puesto y ahí puede pasar cualquier cosa"

Paula Namur 21/01/2016

De acuerdo con las últimas encuestas de cara a las elecciones del 10 de abril, el empresario de centroizquierda César Acuña pasó al segundo lugar. Según el experto, los candidatos más calificados ante la desaceleración económica son Pedro Pablo Kuczynski y el ex presidente Alan García.

Faltando menos de tres meses para las elecciones presidenciales de Perú el 10 de abril, las encuestas son pan de cada día. Pero una de las sorpresas de la última encuesta de Ipsos Perú dada a conocer el domingo fue el empate en el segundo lugar entre el economista y ex ministro Pedro Pablo Kuczynski y César Acuña, un empresario del partido de centroizquierda Alianza Para el Progreso. El presidente ejecutivo de Ipsos Perú, Alfredo Torres, explica cuáles serán los principales hitos que marcarán los próximos meses en la carrera por suceder a Ollanta Humala.

¿Fue una sorpresa que César Acuña se posicionara en el segundo lugar con PPK?

Se veía venir. Era una constante, y él venía creciendo en los últimos meses. Pero la noticia no ha sido tan favorable para Acuña porque lo que ocurrió fue un estancamiento y él aparece peleando el segundo puesto porque el otro contendor, Pedro Pablo Kuczynski, perdió tres puntos, mientras Acuña dejó de crecer. Esto, a pesar de que PPK ha apostado por un gran equipo técnico y Acuña ha invertido mucho dinero en su campaña.

¿Cómo se explica?

PPK es el candidato tecnócrata, con el mejor equipo y la mejor trayectoria, pero en su contra está la edad y una distancia con los sectores populares. Es percibido casi como extranjero: pese a haber nacido en Perú, su biotipo, el hecho de haber tenido pasaporte estadounidense en algún momento y haber trabajado mucho tiempo fuera, hace que los sectores populares no lo sientan cercano. En el caso de Acuña, la razón por la cual ha dejado de crecer es por una serie de problemas como la denuncia por violación de una menor de edad (que al final llegó a arreglar) y las denuncias por mal uso de fondos cuando fue alcalde de Trujillo. Su propio discurso de que tiene mucho dinero porque empezó desde abajo y ahora es un empresario exitoso a algunos les simpatiza pero a otros les genera mucho rechazo. Hay cierta sospecha sobre la transparencia del candidato.

¿Quién ha capitalizado mejor la desaceleración económica?

Si hablamos de la situación económica con el proceso de desaceleración, los candidatos más calificados han sido en primer lugar PPK y en segundo lugar García por el crecimiento económico durante su gobierno. Acuña no domina el tema económico. Cuando se le pregunta por el tema, él dice que va a tener un buen ministro de Economía, pero sin más detalles. Su posicionamiento va por el lado de la educación, porque ha creado universidades de bajo precio, entonces eso ha servido para decir que está comprometido con la educación.

¿Se espera que en la última etapa de la campaña haya un mensaje antichileno entre algunos candidatos?

En ninguno de los cinco principales candidatos se ha visto sentimientos antichilenos. Los cinco son partidarios de la globalización, de la apertura de Perú al mundo, no es un tema como pudo haber sido en otro momento, cuando Humala era candidato. Ahora no hay ningún nacionalista con opción electoral. No veo a ninguno usando ese argumento. El tema de la frontera está totalmente fuera de discusión.

¿Cuáles serían las principales sorpresas en lo que queda para las elecciones?

Sí o sí habrá una segunda vuelta y pasará Keiko Fujimori. Lo más probable es que ella esté entre 30% y 40%. La sorpresa podría ser que no saque 30%, sino 25%. Lo que está en discusión es quién irá a la segunda vuelta con Keiko Fujimori, porque no hay ningún segundo candidato sólido en este momento. Puede ser Acuña, PPK, García, Guzmán, o incluso ninguno. Si ese segundo puesto comienza a trepar y pasa el 20% y luego el 25%, y queda muy cerca de Keiko, es una segunda vuelta difícil para Keiko, pero si el segundo puesto queda muy atrás, un triunfo de Keiko es muy probable. Todavía no está definido el segundo puesto y ahí puede pasar cualquier cosa. La discusión para los demás partidos es si lograrán o no presencia en el congreso, para lo cual tienen que pasar la valla electoral, que es tener más de 5% de los votos. Esa es la discusión para los partidos chicos, incluyendo al de gobierno (Partido Nacionalista Peruano).

¿Cuáles son las posibles alianzas ante una eventual segunda vuelta?

Lo más probable es que sea todos contra Keiko. El segundo puesto va a ofrecer lo que sea para conseguir el apoyo de los demás. Más que la alianza, lo importante es el anti voto, es decir, cuánta gente dice que de ninguna manera votaría por Keiko y eso es algo que ella está trabajando muy bien. El anti fujimorismo ha sido muy fuerte en los últimos 15 años, por lo que fue el gobierno de Fujimori, que polarizó. Keiko se ha ocupado de reducir ese sentimiento con algunos gestos de apertura, de renovación, incluyendo en el último mes la jubilación de algunos líderes de su partido como las congresistas Martha Chávez (ex candidata presidencial) y Luisa María Cuculiza, que eran del ala dura del fujimorismo. Al anunciar que ellas no irán a la reelección, ha dado un vuelco al centro, a la modernización y apertura. Eso ha logrado reducir el sentimiento anti fujimorista: el mes pasado el anti voto era 40% y ahora bajó a 34%. Eso quiere decir que en una segunda vuelta Keiko Fujimori hoy genera menos anticuerpos. 

¿Qué otras medidas está tomando con ese objetivo?

Una cosa que hizo fue reconocer como un hecho favorable el trabajo de la comisión de la verdad en la evaluación de la lucha contra el terrorismo, en el cual hubo violaciones a los derechos humanos. Esa comisión fue bastante crítica con el trabajo de los militares en la época y los fujimoristas siempre habían sido muy opuestos a la comisión de la verdad.

¿Cómo le ha perjudicado el apellido?

El apellido le ha permitido llegar a donde está. Pero lo viene manejando muy bien. Sobre el apellido -que le permitió el 20% que tuvo en la elección pasada- está construyendo ahora un espacio mayor que la ha llevado cerca del 30% y está actuando con prudencia para no perder respaldo electoral: hace avances calculados sin romper por completo con el pasado, lo cual mantiene a las bases.

¿Cuál será la estrategia de Alan García para repuntar desde el cuarto puesto?

Están esperando que haga algo como gran político que es, pero no está logrando una conexión con la ciudadanía. Lo único que podría pasar es que él aproveche los errores de los que están delante suyo, pero hasta el momento va rezagado y no está levantando como él quisiera.

¿Cuál es su peso ante la segunda vuelta?

Él tiene mucho anti voto. Eso generaría que el mal menor para muchos electores sería Keiko y no Alan, porque es más fuerte el rechazo hacia Alan que hacia Keiko.

Archivos relacionados