2301519_500.jpg

Internacional

Alfredo Moreno: "La actitud del Presidente Morales ha llevado a la población chilena a tener un cierto hastío con él"

Tomás Martínez 08/06/2016

"Los apoyos que tenía la relación con Bolivia en Chile cada vez son más pequeños", dice el ex ministro de Sebastián Piñera. Sobre el caso afirma: "Las expectativas de Chile son excelentes, porque no hay ninguna duda que corresponde a un río".

EN LOS cuatro años que fue canciller durante el Gobierno de Sebastián Piñera, Alfredo Moreno debió hacer frente de manera constante a las arremetidas de Evo Morales, luego que el mandatario boliviano suspendiera el diálogo con Chile y demandara a nuestro país ante La Haya. Ahora, Moreno alude a la responsabilidad del Presidente del vecino país en la decisión de demandar a Bolivia por el río Silala.

Morales anunció una  contrademanda. Este camino no correspondería  por los conductos regulares ante la Corte una vez que se hizo la presentación chilena. ¿A su juicio, corresponde o no?

-Aquí hay un problema más bien de titulares que de contenido. Cuando hay una demanda, la otra parte tiene que contestarla y tiene que plantearla cualquiera sea su argumento, uno puede llamarla contrademanda o respuesta a la demanda. No va a haber otra demanda, la discusión de si acaso esto (el Silala) es un río o no es un río se va a dar en un mismo proceso, en el cual Chile va a presentar una memoria, va a señalar cuáles son sus planteamientos, lo que le está pidiendo a la Corte y por qué sus derechos están amenazados y luego Bolivia va a tener la posibilidad de contestar con su posición, y a eso podemos denominarlo como quieran, pero sigue siendo la respuesta a la demanda.

¿Pero técnicamente Bolivia está impedido de presentar una nueva demanda por el tema?

-Puede presentar una demanda sobre otra cosa, pero cualquier cosa que digan sobre el tema del río Silala va a ser parte de esta demanda presentada por Chile.

Morales también planteó, en alusión a Chile: “Ellos nos roban el agua y nos demandan”. ¿Qué le parece este lenguaje utilizado por el mandatario boliviano? 

-Esto es lo que hemos visto del Presidente Morales hace varios años y que ha motivado que las relaciones entre Chile y Bolivia se encuentren en este lamentable estado y es parte de la justificación de esta demanda, porque el Presidente Morales a su vocabulario y su lenguaje ha sumado sus actitudes y esas actitudes han llevado a una demanda contra Chile, la suspensión del diálogo y en el caso del río Silala, no sólo la suspensión del diálogo y decir que nos va a presentar una demanda, sino que además pone en riesgo los derechos de Chile sobre este río. Es él mismo quien ha buscado lo que está encontrando.

Los ex cancilleres habrían manifestado previamente un respaldo unánime a la decisión de demandar a Bolivia. ¿Por qué era el mejor camino a seguir?

-La situación del Silala comenzó a cambiar en 1997, hasta ese momento no había ningún problema y ambos países consideraban al Silala como un río y compartían los derechos sobre éste. A partir de ahí la posición boliviana comenzó a cambiar, pero particularmente a raíz del gobierno de Morales se iniciaron diálogos, conversaciones y negociaciones para ver cómo enfrentar esa diferencia de opinión. Se llegó a un acuerdo en la comisión binacional chileno-boliviana y posteriormente el propio Morales no ratificó el acuerdo al que había llegado su propia gente. Lo primero es que el momento lo ha dado esa actitud que tomó Bolivia y a eso se sumó el comenzar a hacer cosas que podrían afectar el uso del agua del Silala y la calidad de ésta. No han cumplido con los derechos  obligaciones que corresponden. Pretenden que ese río que escurre en forma natural hacia Chile le corresponde a Bolivia altera las leyes de la naturaleza.

¿Es responsabilidad de Bolivia entonces que Chile haya llegado a esta definición de demandarlos?

-Los esfuerzos de diálogo son múltiples y quien los dio por terminados fue el propio Presidente Morales en el mes de marzo recién pasado, cuando dijo que creaba una comisión por los recursos hídricos en la frontera con Chile y luego anuncia que presentará una demanda. Chile viene estudiando esto hace mucho tiempo. En el Gobierno anterior hicimos detallados estudios sobre las condiciones hidrológicas del río y también los estudios iniciales legales, entonces Chile está perfectamente preparado para realizar esta acción y el que la ha iniciado en realidad es Evo Morales, quien eliminó los caminos alternativos, para poder ir a la Corte, primero tiene que estar agotado el diálogo, y el que agotó el diálogo fue Morales.

¿Qué expectativas de triunfo ve para Chile ante la Corte?

-Este es un caso muy distinto del otro, es un caso absolutamente técnico y objetivo. Hay que determinar si el río Silala es o no un río. El Presidente Morales señaló en un mensaje en Twitter que había que determinar de quién es dónde nacía el río, pregunta irrelevante, pues todos los ríos nacen de alguna parte y surgen de una vertiente u otra parte, el punto es si un río y si es un río internacional. Si el agua escurre y pasa de un país a otro es un río, así lo dicen las convenciones y el derecho internacional sobre la materia. Las expectativas de Chile son excelentes, porque no hay ninguna duda que corresponde a un río, así ha sido considerado por Chile y Bolivia siempre, desde 1997.

La presentación de la demanda fue leída como un paso a la ofensiva por parte de Chile. ¿Por qué era necesario hacer este giro?

-Esto no es una lucha. Cuando el ciudadano común dice eso es porque la actitud del Presidente Morales ha llevado a la población chilena a tener un cierto hastío con él. Morales permanentemente está insultando a nuestro país, permanentemente está diciendo que conculcamos sus derechos o que hacemos cosas que los chilenos sabemos que no hacemos. Chile es un país serio, un país muy respetuoso del derecho internacional. Ha cumplido escrupulosamente con todos los acuerdos con Bolivia y el Presidente Morales se ha acostumbrado para la política interna de Bolivia crear conflictos artificiales con Chile. Eso tiene un costo, y naturalmente los apoyos que tenía la relación con Bolivia en Chile cada vez son más pequeños y así lo demuestran todas las encuestas. Chile no está haciendo una lucha ni una pelea, simplemente está usando los derechos que le asisten de acuerdo a la legislación internacional. Chile ha hecho un largo ejercicio de diálogo y Morales ha determinado que eso ya no va respecto del Silala, entonces corresponde la siguiente etapa que es esta.

Al ex Presidente Piñera se le consultó sobre el momento en que se presenta esta demanda, que coincide con una baja aprobación a la Presidenta Bachelet. ¿Estuvo en el debate previo este tema?

-No, para nada, el canciller Muñoz nos informó de esto el domingo y se presentó el lunes en la mañana, así que la oportunidad ha sido cien por ciento decidida por la Presidenta. Y la Cancillería, ellos han determinado el momento exacto y es su responsabilidad determinarlo.