Hub Sustenibilidad

Serie #17ODS: la ironía de un mundo más desarrollado, pero más desigual

PULSO 11/10/2017

Muchos estudios indican que Chile es un país con grandes desigualdades en cuanto a la riqueza.

La desigualdad en el mundo está en aumento. El 10% más rico de la población tiene cerca del 40% del ingreso mundial total. A su vez, el 10% más pobre obtiene solo entre el 2% y el 7% del ingreso total. En los países en desarrollo, la desigualdad ha aumentado un 11%, si se considera el aumento de la población.

Incluso, según la ONU, la gran mayoría de los hogares en los países en desarrollo -que hoy representan más del 75% de la población- se distribuyen de manera mucho más desigual que en la década de LOS ‘90. “Se ha ampliado considerablemente la protección social a nivel mundial, pero las personas con discapacidad son cinco veces más propensas que la media a contraer gastos en salud catastróficos”, indica la ONU.

Para frenar este aumento de las disparidades, es necesario adoptar políticas sólidas que empoderen el percentil inferior de la escala de ingresos y promuevan la inclusión económica de todos y todas, independientemente de su género, raza o etnia.

Según el PNUD, El ODS N°10: “Reducción de las Desigualdades”, plantea mejorar la regulación y el control de los mercados y las instituciones financieras y fomentar la asistencia para el desarrollo y la inversión extranjera directa para las regiones que más lo necesiten. Otro factor clave para salvar esta distancia es facilitar la migración y la movilidad segura de las personas.

Es sabido que, a pesar de ganar en muchos índices de estabilidad económica, Chile es uno de los países más desiguales de América Latina.

Una reciente investigación del PNUD, indica que un rasgo central de Chile es que parte del ingreso del país se concentra arriba, en el 1% más rico, que capta el 33% de lo que genera la economía. Incluso, el estudio dice que el 0,1% más rico se lleva el 19,4% de lo que genera el país, siendo el piso de entrada de este segmento, $17.000.000 mensuales después de impuestos, mientras que el ingreso promedio mensual es de $111.000.000.

Pero este ODS no sólo se concentra en la desigualdad económica, sino también en promover la presencia femenina en diferentes áreas.

Más detalles acerca del ODS N°10 se puede ver en un nuevo capítulo de la serie #17ODS de Pulso TV.