Delegates take part in the official opening of the United Nations Env

Hub Sustenibilidad

La contaminación mundial se discute en Nairobi

Paula Núñez y Agencias 06/12/2017

Por estos días, la capital de Kenia es foco de discusión en materia medioambiental. Con cerca de 200 ministros y técnicos del área (incluyendo Chile), se busca dar a conocer un compromiso, para que los Estados Miembros de la ONU tomen acciones concretas para disminuir la contaminación en el planeta, la que anualmente cuestan el equivalente al 6,2% de la producción económica mundial.

Bajo el lema “Por un Planeta sin Contaminación”, hasta hoy se realiza la tercera sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-3) en Nairobi. En ese marco, la ONU ha sido enfática: “Todos los habitantes de la Tierra están afectados por la contaminación”, que causa casi una de cada cuatro muertes en todo el mundo.

Con más de 100 ministros de Medio Ambiente de todo el mundo en Kenia, además de técnicos, se trabaja por llegar a un compromiso para combatir la contaminación del aire, el agua y el suelo. “Nuestro objetivo colectivo debe ser un planeta libre de contaminación”, dijo el ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica y Presidente de la Asamblea de 2017, Edgar Gutiérrez.

La reunión busca dar nuevos enfoques para abordar la contaminación del aire, que está ligada a la mayor cantidad de muertes por razones ambientales: 6,5 millones cada año. Del mismo modo, Naciones Unidas denunció que más del 80% de las ciudades no cumple con los estándares de salud de la ONU sobre calidad del aire.

Pero no se trata sólo de contaminación atmosférica, los océanos también se han convertido en foco de discusión con más de 500 “zonas muertas” con muy poco oxígeno para mantener la vida marina, producto de que más del 80% de los residuos del mundo se liberan al medioambiente sin tratamiento, envenenando campos, lagos y ríos. “Para ir hacia un futuro sostenible y libre de polución necesitamos una alianza más amplia de todos los actores, una que trascienda las tradicionales divisiones entre los ambientalistas y la industria”, señaló Jochen Flasbarth, secretario alemán de la cartera.

Más que medioambiente

Pero no se trata sólo de un dilema medioambiental, sino también económico. Las pérdidas en calidad de vida cuestan más de US$4,6 billones anuales, equivalente al 6,2% de la producción económica mundial, según datos de un reciente informe de la Comisión Lancet. “Dadas las desalentadoras estadísticas sobre cómo nos estamos envenenando a nosotros mismos y a nuestro planeta, es fundamental que la Asamblea de la ONU para el Medioambiente tome decisiones audaces”, dijo el director ejecutivo de ONU Medioambiente, Erik Solheim.

Solheim señaló que todos los procesos globales vinculados al medioambiente, como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París, se reducen a un mensaje simple: debemos cuidar a las personas y al planeta.

La declaración política de UNEA-3 pretende que los Estados Miembro se comprometan con soluciones viables técnica y comercialmente, que puedan mejorar la eficiencia del agua y la energía entre un 60% y un 80% en sectores como la construcción, la agricultura, el transporte y otras áreas clave. Con más de 60% de la infraestructura urbana prevista para 2050 aún por construir, “las oportunidades para dar forma a un futuro mejor son simplemente asombrosas”, destacó el organismo supranacional.

Qué pasa en Chile

El ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, cuenta desde Nairobi que en la instancia “rendimos cuentas acerca del crecimiento de planes de descontaminación que han beneficiado a más de diez millones de chilenos reduciendo enfermedades en más de un 50% respecto al 2013”, dice Mena, y agrega: “También hablamos del crecimiento explosivo de ERNC con reducción de 65% en costos de energía, quintuplicando la energía renovable respecto a 2013 y duplicando la energía en cuanto a inversión”.