Hub Sustenibilidad

Evelyn Stevens, y proyecto Precio al Carbono Chile: “El sector energético es el principal emisor de gases de efecto invernadero”

Daniel Fajardo 31/05/2017

La coordinadora División de Desarrollo Sustentable Ministerio de Energía opina que es lógico evaluar en este sector las medidas más costo-efectivas para hacer frente al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el país.

En el contexto del Acuerdo de París, Chile ha comenzado a realizar una serie de medidas y a afinar la institucionalidad para lograr los compromisos a 2030. En este contexto nace el proyecto “Precio al Carbono Chile”, una iniciativa al alero del Banco Mundial que persigue evaluar la instalación de un mercado de carbono en Chile mediante la implementación de instrumentos de precio (como el impuesto verde ya vigente).

La iniciativa está en su fase inicial (2015 al 2017), con un aporte de US$3 millones de parte del BM. El Ministerio de Energía está a cargo de la ejecución técnica del proyecto, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y la Superintendencia de Medio Ambiente, que son los responsables de la implementación de los impuestos verdes. La Agencia de Cooperación Chilena para el Desarrollo (AGCID), es la entidad en la que radica la administración financiera.

Evelyn Stevens, Coordinadora de la división de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Energía explica que los próximos pasos de la agenda en este proyecto incluyen finalizar este año la primera fase y comenzar la segunda, que durará hasta 2019, asegura.

Eso significa que quedará para el próximo gobierno.

-Sí, y sería el segundo cambio de gobierno que al proyecto le toque vivir. Este es un tema de Estado que invita a mirar al largo plazo.

¿De qué forma se complementan con la Agencia de Cambio Climático? ¿O trabajan en conjunto?

-Este proyecto es parte de un conjunto de iniciativas de política en materia de cambio climático que está impulsando el país. La creación de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático es un ejemplo de ello. Por su lado, el Ministerio de Energía está diseñando una serie de políticas y acciones en esta materia. Esto permite crear las condiciones para la implementación y seguimiento de compromisos nacionales de mitigación frente al cambio climático.

¿Cuáles son los principales focos que debería poner este proyecto, en un principio, en el sector corporativo?

-Durante la primera fase del proyecto se ha buscado fortalecer las capacidades regulatorias e institucionales en la implementación del impuesto al carbono, que fue aprobado como parte de la reforma tributaria de 2014, y en el diseño e implementación de un sistema de monitoreo, reporte y verificación para su aplicación. Esto se ha desarrollado mediante un proceso de consulta y participación con un grupo consultivo de expertos que se reúne en forma periódica y está conformado por representantes de sector público, privado y ONGs.

¿Cuál es su papel en el contexto de los impuestos verdes?

-Parte de nuestro rol es apoyar la implementación de los impuestos verdes, particularmente lo que se refiere al sistema de monitoreo, reporte y verificación. La implementación requiere de un Sistema de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV) que permite sustentar y validar la información asociada a las emisiones afectas a impuesto. El sistema MRV es diseñado conjuntamente por el Ministerio del Medio Ambiente y la Superintendencia del Medio Ambiente, con apoyo del Proyecto Precio al Carbono. El proyecto continuará con su apoyo al Ministerio del Medio Ambiente y Superintendencia del Medio Ambiente durante la segunda fase.

¿Se debería tributar más aún las energías fósiles en Chile, dado que es uno de los temas clave de la Cop 21?

-El punto aquí más bien es cómo mantener o fomentar una coherencia entre nuestro desarrollo futuro y los compromisos internacionales que Chile ha adquirido en cambio climático. El Acuerdo de París nos impone una mirada de largo plazo y nos plantea que nuestras economías deben avanzar a descarbonizar la economía. El sector energético es el principal emisor de gases de efecto invernadero (77,4 % al 2013), debido al consumo de carbón mineral y diésel para la generación eléctrica, el transporte terrestre y el sector industrial. Por tanto, es lógico evaluar en este sector las medidas más costo-efectivas para hacer frente al aumento de nuestras emisiones de GEI.

¿De qué forma los planes de descontaminación del MMA ayudan también a esto y cómo ustedes se han involucrado en ellos?

-Las distintas políticas medioambientales apuntan a un objetivo común: la reducción de contaminantes locales. Los impuestos verdes actualmente en implementación, son un ejemplo de ello y están en consonancia con esos planes. Por tanto, el proyecto apoya directamente la implementación de impuestos a contaminantes locales y contaminantes globales. De este modo, se reconoce el impacto de las emisiones en la salud de las personas y aporta en la reducción de sus efectos a nivel local, especialmente al considerar el material particulado. También, se reconoce la externalidad negativa para el medio ambiente de las emisiones CO2, expresándose este concepto mediante el establecimiento de un precio a dichas emisiones.