Imagen PARA HUB- 2

Hub Sustenibilidad

Ecodiseño: la transformación que traerá la Ley REP

Daniel Fajardo 30/08/2017

Las exigencias que traerá la nueva Ley de Reciclaje ya están comenzando a influir en cómo se producen y comercializan algunos bienes. En este panorama, muchas compañías están viendo cómo cambian los materiales y diseños de sus productos. Por otro lado, se está generando un medio ambiente de innovación y emprendimiento para satisfacer esas necesidades.

Mañana se acaba el plazo. Hasta el 31 de agosto, los denominados “productores”, según la definición de la categoría “Envases y embalajes” y de “Aparatos eléctricos y electrónicos” de la nueva Ley de Reciclaje (Ley REP) deben presentar al Ministerio del Medio Ambiente (MMA) las especificaciones de material, valorización, cantidad de residuos recolectados y otras características de cada uno de sus productos incluidos en la nueva legislación (ver recuadro).

Esta información es parte de lo que necesita el Gobierno para definir las metas y reglamentos respecto a dichas categorías que serían las primeras -de los seis productos prioritarios- que saldrían a la luz, dentro de la nueva legislación.

El tema no es menor. Las definiciones que se tomen en adelante podrán influir en cómo los productores fabricarán sus envases. Tanto a nivel de diseño, como de materiales. Cajas de leche, botellas de aceite o bolsas de champú -por nombrar algunos productos-, podrían modificarse con el fin de ser más ecológicos. Y aquí es donde entra la disciplina del “ecodiseño”, palabra que llenará cada vez más los planes de producción y propuestas en las compañías de productos de consumo masivo.

Básicamente, lo que propone esta tendencia es limitar los residuos a través del análisis del ciclo de vida del producto, permitiendo identificar mejoras y aplicar nuevas metodologías, que disminuyan el impacto ambiental y, al mismo tiempo, se traduzcan en una disminución significativa en los costos.

El MMA elaboró un Plan Nacional de Ecodiseño, cuyo objetivo es disponer de herramientas que permitan incorporarlo en el sector público y privado, que contempla elementos asociados a la formación, el apoyo a la acción y el reconocimiento ambiental por parte de la autoridad. “Esta disciplina cobra una real importancia, ya que es diseño para la sostenibilidad. Corresponde a una metodología para la gestión estratégica de innovación”, comenta Jorge Canals, subsecretario del Medio Ambiente.

Alejandro Chacón, director de ecodiseño.cl es uno de los referentes en este ámbito en Chile, con cerca de diez años en esta especialidad. “En muchos de los envases es necesario rediseñar materiales con los que están hechos, para facilitar el reciclaje y para bajar el contenido de material, porque en la Ley REP los productores pagarán por peso, por tonelada de materiales ingresados al mercado”, comenta, y agrega: “Casi nadie entiende bien el concepto en Chile, por eso que como país es muy importante que se esté aplicando desde la partida de la Ley REP”.

Un estudio de la Universidad Andrés Bello, indicó que aún el 39% de los ciudadanos de Santiago, Valparaíso y Concepción no reciclan en sus casas, tendencia que se ha mantenido desde el 2014. Es más, el 93% de los habitantes de estas tres urbes dice no conocer la Ley REP (ver gráfico).

Cambios en la industria

Nicolás Bär, director ejecutivo de la Asociación Gremial de Industriales del Plástico de Chile (Asipla), explica que tanto el diseño, como los materiales son clave. “Muchos plásticos son 100% reciclables, pero para eso tienen que estar bajo ciertas condiciones. Por eso es muy importante que exista innovación, además, que las metas que proponga el MMA sean diferenciadas por tipo de material. Desde ahora en adelante los productores de envases tendrán que ser más eficientes medioambientalmente hablando”, dice Bär.

Un estudio dado a conocer ayer por el Dictuc indicó que la implementación de una meta individual para cada categoría de plástico permitiría disminuir en un 76% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Algunas compañías ya llevan varios años investigando y aplicando cambios en sus productos en el ámbito del ecodiseño. Una de ellas es Unilever. Al respecto, Nathalia Silva, gerente de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Unilever en Chile indica: “Nosotros hemos tomado al ecodiseño en el centro de nuestros productos, por lo que tenemos una importante infraestructura de investigación para ver de qué forma los envases y su contenido impactan lo menos posible al medioambiente”, dice Silva.

Nueva ola emprendedora

“La basura es un problema de diseño”, es una frase de Gonzalo Muñoz, CEO Corporativo de TriCiclos, que se ha convertido casi en un mandamiento de la nueva ola de reciclaje. Muñoz cree que finalmente “la industria tendrá que cuestionarse la materialidad y diseño en su conjunto, enfocándose en el impacto ambiental. Quizá Chile sea un mercado pequeño, pero también es un país donde la innovación en ecodiseño tiene un gran futuro”, afirma.

En este contexto, ayer se realizó el “Seminario Ecodiseño @ New Plastics Economy”, organizado por la Fundación Ellen MacArthur, TriCiclos y Asipla, que juntó a la crème de la crème de la industria y emprendedores relacionados al reciclaje. En la misma línea, a principios de agosto, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) organizó un taller denominado Oportunidades del Ecodiseño. “Efectivamente puede desarrollarse una industria. Ya existen personas que han estudiado las herramientas de ecodiseño desde hace años y pueden apoyar en el rediseño, considerando que el pensar los procesos es el primer paso”, comenta Lucía Martínez, gerente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Natura en Chile.

Isidro Pereda, gerente general de Recupac, es de una opinión similar. “Se va a generar una gran industria de asesorías para contemplar el ecodiseño en los envases y embalajes utilizados por los productores o importadores. Si se diseña correctamente, las empresas que fabrican estos envases lo van a considerar en las fichas técnicas de sus productos de línea, generando un círculo virtuoso”.

Claramente, Pereda se refiere a la tendencia denominada como “economía circular”, que cada vez más se está insertando en el tuétano de las compañías pro sustentabilidad. “Varios ya estamos asimilando este nuevo panorama, en donde se reúsan los residuos para transformarlos en nuevos recursos para el ‘reconsumo’. Debemos instalar una cultura de lo ‘rehecho’,” agrega Michel Compagnon, gerente de Innovación de Comberplast, empresa de ingeniería en plástico.

Por último, Benjamín González, gerente general de GreenSpot -empresa de upcycling de residuos industriales-, explica que es sorprendente ver como el ecodiseño aún es visto como una especie de la “ideología verde”. “Se desconoce el potencial de impacto y beneficio tanto para la empresa como su entorno. Es fundamental que se sumen más actores ofreciendo servicios y productos con este enfoque. Es la llave para ahorro de costos y optimización productiva y ambiental”, concluye González.

La definición de quienes elaboran “productos prioritarios” según la REP

A partir del 15 de mayo de este año, el Ministerio de Medio Ambiente puso a disposición de los “productores de productos prioritarios” el sistema sectorial denominado Responsabilidad Extendida del Productor (REP), el cual se encuentra integrado a la Ventanilla Única del Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes.

Para estos efectos, serán considerados productores de productos prioritarios, según lo establecido en el artículo 3 de la Ley 20.920, aquellos que:

b Enajenen un producto prioritario por primera vez en el mercado nacional.

b Enajenen bajo marca propia productos prioritarios adquiridos de un tercero que no es el primer distribuidor.

b Importen productos prioritarios para su propio uso profesional.

En el caso de la categoria “envases y embalajes”, el productor es aquel que introduce en el mercado el bien de consumo envasado o embalado. En otras palabras, puede entrar a esta categoría empresas que utilizan envases para contener sus productos (por ejemplo un yogurt).