jump bike bicicleta

Fuera de Serie

Uber adquiere servicio de bicicletas eléctricas JUMP Bikes

Reuters 09/04/2018

Uber Technologies Inc dijo el lunes que adquirió el servicio de bicicletas eléctricas Jump Bikes, en un acuerdo que lo consolida en la competitiva industria de transporte compartido y que le permitirá ofrecer a sus pasajeros en Estados Unidos otros medios además del auto para sus traslados.

Uber dijo en un comunicado que selló el acuerdo para comprar Jump, pero una portavoz de la compañía declinó revelar los términos de la operación.

Jump es un servicio de bicicletas eléctricas que opera en San Francisco, donde tiene una pequeña presencia de unas 250 bicicletas, y en Washington, DC. Unos 100 empleados de Jump serán ahora parte de Uber, dijo la portavoz.

Jump y Uber ya eran socios en San Francisco, donde la red de 250 bicicletas -que pueden tomarse y dejarse en cualquier parte utilizando un GPS integrado- está disponible a través de la aplicación Uber en la zona oeste de la ciudad desde principios de año.

Jump integró en enero su servicio con la aplicación móvil de Uber en San Francisco para que los usuarios pudieran encontrar una de sus bicicletas rojo brillante. La portavoz de Uber dijo que la compañía no tiene previsto retirar la “app” de Jump.

El presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo que la adquisición va en línea con el objetivo de la compañía de ofrecer “la manera más veloz y accesible de llevarte a donde vas, ya sea en un vehículo de Uber o en una bicicleta”.

Mientras que  se refirió a el presidente de Jump, Ryan Rzepecki como “un emprendedor impresionante que ha pasado la mayor parte de una década llevando el sistema de bicicletas compartidas por todo el mundo. Estoy emocionado por dar la bienvenida a su equipo y a su producto estrella a la plataforma de Uber”, señaló.

El acuerdo muestra un cambio de Uber hacia un abanico más amplio de opciones de transporte en centros urbanos.

“Estamos emocionados con el comienzo de nuestro próximo capítulo y por jugar un papel significativo en la transición de Uber a una plataforma multimodal”, ayudando a “cambiar millones de viajes de autos a bicicletas”, afirmó el presidente ejecutivo de Jump, Ryan Rzepecki.

Con sede en Nueva York, JUMP debutó en 2010 como Social Bicycles, evolucionando en estos años desde la venta de bicicletas a la operación de sus propias flotas. Sus bicicletas se bloquean y desbloquean con una “app”, su localización es seguida por GPS y pueden dejarse en cualquier bicicletero público, eliminando mucha infraestructura a la que recurren compañías similares.

Además de ofrecer sus propias bicis, Jump Bikes vende a las ciudades su tecnología con el nombre de Social Bicycles y, según la compañía, ya son 40 ciudades de seis países las que utilizan su sistema con diferente nombre.