Fuera de Serie

Un rooftop chileno entre los 10 mejores del mundo

Paula Núñez 14/08/2017

BUENA MÚSICA, una vista envidiable y la mejor coctelería. Bajo esa premisa nacieron los rooftop bars o bares en azoteas que conquistan a personas en todo el mundo. Si bien, no está clara la época en que partieron, el skyline de Nueva York es la encarnación de este concepto, donde los enormes rascacielos han dado pie a la expansión de este segmento.

Cada año, la revista Condé Nast Traveler elige aquellos donde la mejor experiencia, atmósfera y vista se mezclan y dejan una huella en quien los visita. Éste es el segundo año en que uno chileno -Room 09- está presente en el top 10.

El líder de la tabla es Flair Rooftop, ubicado en el piso 58 en The Ritz-Carlton y ofrece una de las mejores vistas de Shangai. Éste cuenta con dos ambientes, uno indoor donde predomina la decoración cálida, y la parte abierta con sillones más relajados. Pero no sólo la vista es la que atrae a visitantes de todo el mundo, sino también la gastronomía. Ahí podrá encontrar tapas asiáticas provenientes de Vietnam, Indonesia, Japón y Tailandia. En tanto, la barra es una de las más surtidas con más de 40 tipos de vodka. La capacidad interior es de 100 personas, mientras que en la terraza cómodamente puede haber otros 132.

El segundo en la lista está en Tailandia. Se trata de Moon Bar, situado en el piso 61 del hotel Banyan Tree en Bangkok. “Smart casual” es el dress code en este bar, donde mochilas y ropa deportiva no tienen cabida. Considerado como uno de los lugares en boga de la ciudad, a los hombres que deseen visitar esta azotea, se les pide usar camisa de manga larga y zapatos cerrados. El negroni y gin tonic son imperdibles del bar.

La Dolce Vitae, en Barcelona está en el top tres. Situada en el décimo piso del hotel Majestic, que se prepara para su centésimo aniversario, el bossa-nova y jazz toman protagonismo al atardecer. Uno de los aspectos destacados por críticos es su carta de platos, elaborada por el Nandu Jubany, quien cuenta con una estrella Michelin en su restaurante Can Jubany. Entre las opciones es posible encontrar sabores como el tradicional jamón ibérico con pan con tomate, ostras, el pepito de solomillo de ternera con coca de hogaza, hasta la hamburguesa de ternera del Majestic que se ha convertido en un emblema de la casa.

El “clandestino” local

Un representante nacional queda en el cuarto puesto. Se trata de Room 09. Emplazado en la azotea del Tinto Boutique Hotel, la crítica ha convertido en uno de los reconocidos de Chile. Su inspiración fue la “ley seca” de EEUU, momento en que nacieron los speakeasy o bares clandestinos. “Room 09 replica exactamente uno de los bares a los que Al Capone solía visitar”, cuanta Raúl Yáñez, dueño del recinto. Él señala que la propuesta de valor pasa por brindar una experiencia completa que va “desde la admisión restringida. En que yo decido quién tiene membresía. Las personas que visitan el restaurante del hotel -040- tienen acceso sólo después de comer ahí. Quienes quieran visitar el bar tienen que solicitar su admisión”, enfatiza. Pero van mucho más allá. Con una ambientación relajada y muy cómoda, la cristalería destaca. Cada copa ha sido tallada a mano en San Telmo, España y cuesta sobre US$100 cada una. Por tragos como “Scarface” y “Frank Costello”, Room 09 en 2016 fue coronado como el mejor bar de Chile. Este bar, donde nada está hecho al azar -ni el hielo, cuyo proceso de fabricación demora cinco días- está ubicado en Antonia López de Bello 040, Bellavista.

“En la lista del año pasado salimos octavos, este año dimos el salto al cuarto lugar. Sin embargo, nuestra meta es llegar al podio y ser el mejor rooftop bar del mundo”, finaliza Yañez.