2242338_500.jpg

Fuera de Serie

Paisajes y platos de La Toscana en Santa Cruz

Macarena Zarhi 19/01/2016

Muy cerca de la viña Laura Hartwig se encuentra Vino Bello, un restaurante que lleva años funcionando y que mantiene la calidad de sus recetas a las perfección. Aunque su carta no varía mucho, sus platos están tan bien logrados, que dan ganas de volver.

Si dentro de los planes de estas vacaciones está hacer una parada en Santa Cruz, un lugar que lo dejará encantado por su comida y ambiente es el tradicional restaurante Vino Bello. Su chef, Giovanna Vanni, luego trabajar con Alan Kallens en el hotel NH en Santiago, partió a California y de ahí a Italia, donde conoció todos los ingredientes clásicos que le dan ese toque y aroma característico a sus platos. 

Al entrar, se puede ver la mezcla del campo colchagüino, con una decoración minimalista al estilo italiano. En su interior, durmientes de madera en las paredes y techos de los salones le dan un toque rústico e íntimo, ideal para las noches. Mientras en el día, se puede disfrutar de la terraza con vista a los viñedos de Laura Hartwig, la que también se puede visitar en típicos carruajes tirados por caballos.

El toque de Italia 

El restaurante es una parte del hotel que lleva el mismo nombre y que cuenta con una arquitectura colonial, rodeada de viñedos, mientras que la carta invita a probar sus pastas caseras, ensaladas, pizzas horneadas a la piedra, carnes, pescados, risottos y postres. Además,  para los que vayan en familia, hay un menú especial para niños.

Se recomienda pedir como aperitivo un plato liviano o algo que se pueda compartir, ya que el fondo es contundente y la idea es llegar al postre. 

Destacan las preparaciones como el osobuco sobre ñoquis gratinados;  el carpaccio de pulpo; la pasta de betarraga rellena de zapallo butternut, queso crema y nueces, cubierta con mantequilla de salvia; o el asado de tira braseado al vino tinto con risotto al parmesano. Todas las pastas las sirven como en Italia: “al dente”.

El consumo por persona varía entre $12.500 y $16.000, dependiendo del vino que se tome. Y claramente, como es Santa Cruz, la carta y la variedad de etiquetas no falla. 

La atención del lugar es ágil y si va por primera vez, el garzón recomienda los platos frescos del día y le ayuda a maridar lo elegido.

Vino Bello es una experiencia que no falla, donde los sabores están tan bien logrados, que dan ganas de volver.

Dirección: Barreales s/n, Santa Cruz, VI Región. 

Archivos relacionados