2313129_500.jpg

Marco Gobbetti, el nuevo CEO de Burberry

Macarena Zarhi 12/07/2016

Una de las casas de moda más importantes del mundo acaba de hacer una reestructuración a nivel gerencial, con la incorporación de un hombre que trabaja hace más de 20 años en la industria.

EL Grupo Burberry tendrá nuevos aires a partir del próximo año. La compañía anunció ayer la incorporación de Marco Gobbetti -hasta ahora CEO de Céline, una de las marcas de LVMH-, como CEO de la compañía. Mientras tanto, Christopher Bailey, quien ocupaba ese puesto, pasará a ser presidente y director creativo de la firma con sede en Londres. 

El cambio en esta casa de moda de lujo de 160 años, incluye además la partida de la jefe de finanzas Carol Fairweather, cuyo lugar lo ocupará Julie Brown. Todos estos cambios son parte de una estrategia para incrementar las ganancias a nivel mundial, ya que en los últimos tres años se ha visto una caída del valor de las acciones y la disminución de las ventas en mercados tan importantes como China o Hong Kong. 

Pero, ¿quién es Gobetti? Es un verdadero veterano en la industria del lujo: ha trabajado en empresas como Givenchy, Moschino, Bottega Veneta y hasta hoy, en Céline (LVMH), a la cual llegó en 2008. Ese año, junto a la directora creativa Phoebe Philo, impulsó los ingresos de la compañía a unos US$664 millones, de acuerdo con estimaciones de Exane BNP Paribas. Esto, gracias a que logró crear una base de clientes leales, quienes se identificaron con la elegancia y estética minimalista de la marca, comprando productos como las blusas de seda o bolsos por US$1.700. Burberry representa un estilo de vida británico con sus pañuelos escoceses, aunque hace más de una década, cuando británicos de menos ingresos comenzaron a usar la marca, vio dañada su imagen, de acuerdo con Bloomberg.

Proyecciones 

Burberry incorporó al ex de LVMH con el objetivo de revivir una empresa cuyo valor de mercado se ha reducido en 3 mil millones de libras (US$3.900 millones), hasta US$7.020 millones en menos de 18 meses. Sin embargo, lo más complicado será aplicar una estrategia para una compañía mucho más grande que Céline. 

Mientras tanto, la empresa pretende desarrollar una estructura donde las responsabilidades ejecutivas y de diseño se vean por separado, un trabajo que Gobbetti sabe hacer, gracias a su experiencia en el rubro. 

Gobbetti asumirá su nuevo cargo en 2017, por lo que la empresa se encuentra muy satisfecha, “Marco aporta experiencia y conocimientos en el lujo y retail, lo que será de gran valor para nosotros. A nivel personal, sé que vamos a disfrutar de una asociación colaborativa que será positiva para el futuro en Burberry,” dijo Bailey en una entrevista al Financial Times. El mercado también recibió la noticia con optimismo: las acciones de la casa de modas subieron 4,22% durante la jornada.