2298681_500.jpg

Fuera de Serie

La última cena de Astrid & Gastón

Macarena Zarhi 31/05/2016

Luego de 17 años de estar instalado en nuestro país, el restaurante de Gastón Acurio cierra sus puertas para renovarse y buscar una nueva línea. El chef preparó una carta especial con sus platos típicos que se podrán degustar hasta el 30 de junio.

Hasta el 30 de junio se podrá degustar una carta especial que realizó el propio Gastón Acurio para cerrar el ciclo de su primer restaurante en Chile. La reapertura se pronostica para marzo del 2018 con un renovado local y una nueva propuesta. Para celebrar estos años que el lugar fue un éxito, Acurio preparó una carta con sus creaciones más famosas junto a una buena cava de vinos. En la barra preparan el clásico pisco sour o la chicha morada, mientras el comedor, con su cocina a la vista, trabaja en los platos. La carta selecciona sabores únicos como el increíble foi gras, un plato que creó el año 2000, justo en la apertura, incluye una salsa de oporto que se siente muy poco y está bastante cargado a los dulces rojos. Lo acompaña un bien elaborado pan brioche ($22.800).

Otro de los platos de entrada que sorprende y explota en la boca es el ostión con salsa de crema de leche y cebollín al chardonnay con caviar. Un plato del 2001 y que se ha mantenido en el tiempo ($12.800).

No podía faltar el tiradito, que fue creado en 2005, una mezcla de salmón con atún con leche de tigre de mango acompañado de chalaquita. ($15.800)

Pasando a los platos de fondo y haciéndole honor a los valientes, está la corvina a lo macho, de sabor muy intenso con una carga importante de ají panca y pepian (guiso) de choclo, acompañado con frutos del mar grillados. ($19.800).

Sin embargo, el más emblemático de Astrid & Gastón es el cochinillo del 2005, un lechón de granja orgánica, confitado con salsa de rocoto pastel de choclo y ensaladilla de la pasión ($26.800). 

El tunido es otro clásico, pero de 2007. Aquí el pescado está forrado en especias con salsa de tamarindo, aromas de sésamo y puré de papas ($18.800). Sin embargo, la preparación está muy cargada a la pimienta y el condimento toma mucho protagonismo. 

Para cambiar de sabor se sirve una pequeña degustación de un sorbete de frutos el bosque, mientras se elige entre los ocho postres que tiene la carta, entre ellos la esfera de chocolate derretida rellena de compota de frambuesa y créme brûlée con aromas de hierba luisa ($6.800), un plato que se creó en 2011. 

La historia

Astrid & Gastón abrió su gastronomía a Chile en una antigua casa ubicada en Antonio Bellet, Providencia, en 1999 con una propuesta contemporánea, llena de sabor haciendo énfasis en el producto local. Un restaurante de mantel largo que brilló por la elegancia y sabor de sus postres, junto a la repostera Astrid Gutsche, esposa de Gastón Acurio.

Tunido

Atún rojo de Isla de Pascua con sésamo y pimienta, acompañado de puré al ají amarillo y cilantro.

Ostiones  

con salsa de crema de leche al chardonnay y caviar con cebollín. La vedette de la carta.

Foi gras

Un sabor único cocinado con salsa de oporto y dulces rojos con pan brioche.