daniela vega

Fuera de Serie

La presencia de Chile en la historia de los premios Óscar

Emilio Ramirez 02/03/2018

Este domingo se celebra una nueva edición de los Óscar, la premiación más importante de Hollywood otorgada por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Los Angeles. Este año, la ceremonia tendrá participación chilena, con la nominación de “Una mujer fantástica” en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

A raíz de esta nominación -segunda vez que una cinta nacional llega a esta instancia- en PULSO hicimos un repaso de la presencia chilena en los premios Óscar.

Las cintas que han peleado por un premio

Son solo dos largometrajes chilenos los que han llegado a competir en una categoría de los Óscar. La primera fue la cinta “No” (2012), de Pablo Larraín, que estuvo postulando a mejor cinta extranjera en 2013, en la 85° versión de los premios de la Academia. “Una mujer fantástica”, de Sebastián Lelio cierra la lista.

Cabe destacar que la primera producción que estuvo preseleccionada a esta premiación -y en la misma categoría- fue “La luna en el espejo” (1990), del director Silvio Caiozzi.

La sorpresa vino de la animación

El primer Óscar que ganó Chile fue en la categoría mejor corto animado, en 2016, con “Bear Story”, de Gabriel Osorio y Patricio Escala. La cinta, reconocida a nivel mundial, sorprendió a la industria del cine chileno, al ganar este galardón fuera de una categoría tradicional para una película extranjera.

Los nombres que tienen nexos con Chile

El director chileno Miguel Littín dirigió dos cintas nominadas a la mejor película extranjera, con Actas de Marusia (1975) y Alsina y el cóndor (1982). La primera producción representó a México y la segunda a Nicaragua. Ambas creaciones las realizó Littín cuando se encontraba exiliado.

Pablo Larraín llegó a la ceremonia de los Óscar del 2016 con “Jackie” (2015), producción franco-estadounidense. Si bien Larraín, no estuvo nominado en ninguna categoría, sí lo hizo Natalie Portman (mejor actriz) y Madeleine Fontaine (mejor vestuario).

Alejandro Amenábar, el cineasta español, ganó la categoría mejor largometraje extranjero con “Mar adentro” (2004). Amenábar. nacido en Chile en 1972, tiene doble nacionalidad, ya que su padre es chileno, sin embargo, toda su carrera la desarrolló en el país ibérico.

Diferentes profesionales con lazos chilenos han sido galardonados en otras categorías. Claudio Miranda por ejemplo, estuvo nominado en la dirección de fotografía en dos ocasiones, con “El curioso caso de Benjamin Button” (2009) y “Life of Pi” (2012), resultando con esta última cinta galardonado. Miranda nació en Valparaíso en 1965, tiene padre chileno y madre danesa. Su familia se trasladó a Estados Unidos en 1966 y ahí desarrolló su carrera.

El compositor Herbert Winfield Spencer nació en Santiago de Chile, el 7 de abril de 1907. Spencer fue nominado a mejor composición en 1971, por “Scrooge” (1970) y en 1974 por “Jesucristo Superestrella” (1973).

Vanessa Schwartz, chilena-canadiense, estuvo nominada en 1995 en la categoría mejor corto animado, con “The Janitor” (1994).

Chile como referencia en cintas extranjeras

El director franco-griego Costa Gavras ganó un Óscar en 1983 por mejor guión adaptado, con “Missing” (1982), cinta que cuenta la desaparición de Charlie Horman, luego del Golpe de Estado de 1973. 

La historia es protagonizada por Sissy Spacek y Jack Lemmon, dos referencias en Hollywood y relata la historia real del reportero Charles Horman en nuestro país.

“Diarios de motocicleta” (2004) nominada a mejor película extranjera en 2005, utiliza actores nacionales y locaciones de Chile, en el relato que cuenta el viaje del Che Guevara por Sudamérica.