2229141_500.jpg

Fuera de Serie

Isla irlandesa aprovecha "Star Wars" para hacer negocios

Bloomberg 06/01/2016

El turismo se está disparando en Irlanda, en parte debido a la depresión del euro frente al dólar, y responde por cerca del 7% del empleo del país.

Cuando se estrenó “Star Wars: El despertar de la Fuerza” en Dublín, el público aplaudió al ver Skellig Michael, una isla rocosa ubicada en Irlanda. Ahora, el país quiere que el mundo descubra la isla.

La escena final de la nueva entrega de la saga se filmó en las vastas rocas que quedan a un corto viaje en barco de una aldea de pescadores en el condado de Kerry. Tourism Ireland le encargó a la productora de la película, Lucasfilm, que haga un corto promocional, en el cual el director J.J. Abrams discute por qué se eligió Skellig Michael.

“No puedo creer que nos hayan dejado filmar ahí”, dijo Abrams sobre el lugar, donde están las ruinas de un monasterio construido por monjes entre los siglos VI y VIII. 

Los habitantes de la isla ya recibieron una gran cantidad de consultas de fans que buscan quedarse en Portmagee, la aldea donde se alojó el personal de la película durante la filmación. Gerard Kennedy, que administra la pensión Moorings y el Bridge Bar ahí, ofrece un paquete de dos noches a 149 euros, equivalente a US$160, para los fans que buscan la experiencia “Star Wars”, que incluye una camiseta y la “la verdad” sobre la filmación.

Kennedy dijo que espera un “aumento importante” de los negocios gracias a la película y los fans ya llegaron a la zona. 

El elenco del rodaje se reunió para celebrar en el bar de Kennedy cuando terminaron de filmar la película. Kennedy no reconoció a Mark Hamill cuando el actor se paró detrás de su barra para tomar una pinta de Guinness. “Mi hijo dijo: ‘¡Es Luke Skywalker!’”, afirmó Kennedy, que administra el local hace unos veinticinco años.