2309647_500.jpg

Cómo y dónde gastarse US$1 millón en las vacaciones

Bloomberg 01/07/2016

En un esfuerzo por encontrar la verdadera definición de lujo sin límites, siete expertos en viajes cuentan cómo gastar US$1 millón en la travesía de su vida. Isla de Pascua y los restaurantes chilenos Boragó y 99 están en las preferencias, junto con safaris africanos, jets privados y comidas exóticas en Asia.

Un safari de lujo / Tom Marchant, co-fundador de la agencia de turismo Black Tomato

“Me siento atraído por la belleza natural de África y es difícil saber qué región me gusta más. Si tuviera que diseñar un viaje a esta región, comenzaría por una travesía en jet privado desde El Cairo a Ciudad del Cabo, con múltiples paradas. Me gustaría volver a algunos de mis lugares favoritos, como el Parque Nacional Kruger, el delta del Okavango y el Serengeti. Me sumergiría profundamente en Etiopía, una zona con altas temperaturas y con volcanes activos. Además, me uniría a las caravanas de camellos a través del paisaje y exploraría el Parque Nacional de Bale. Añadiría algunas experiencias culturales y físicas diferentes, como escalar las montañas Brandberg en Namibia o elevarse en un globo aeroestático sobre el desierto en ese lugar. Sería una aventura para probar los límites físicos, recordando las raíces de los antiguos exploradores. Al final del día terminaría en un lodge de lujo, para descansar y volver, al día siguiente por un nuevo recorrido”.

La odisea sudamericana / Horst Schulze, chief executive officer de Capella Hotel Group
“Me gustaría empezar por Perú, visitando Machu Picchu en un tour privado. A continuación, recorrería Lima y sus restaurantes de gama alta y su comida de la calle. Luego, volaría a Chile e iría a Isla de Pascua para descubrir sus secretos. Contrataría a un guía para que me llevara alrededor de las islas Galápagos y me enseñara sobre la flora y fauna de la región, tanto por tierra como por mar.
El viaje seguiría en Tierra del Fuego, donde me gustaría contratar a un guía para un viaje de pesca con mosca. Atrapar a la trucha marrón de mar y hacer impresionantes capturas. Para entonces, estaría lo suficientemente cerca del extremo sur del continente y buscaría arrendar un barco a la Antártica para descubrir la última frontera. ¿Qué mejor lugar para disfrutar de la naturaleza que en un bote zodiac, cruzando a lo largo de los glaciares, viendo las ballenas y pingüinos?”.
Aviones, trenes y botes / Andrew Zimmern, conductor de Bizzarre Foods de Travel Channel
“¿A quién escucharía si tuviera US$1 millón para viajar? ¿Al ángel que más habla en un oído o al diablo en el otro? Uno de ellos me dice que arrendar un jet durante unos meses podría ser una buena opción y volar a Europa con mi hijo a lugares como Capri, Isquia, Cerdeña y Sicilia (Italia). También navegaría por las islas griegas, pasaría por Chipre, e iría en un tren desde Budapest o Estambul, hasta Asia Central. Vería los pueblos nómadas de Mongolia, la gloria de San Petersburgo y el Grand Hotel Europa, para luego, volar a China y pasar unas semanas navegando hasta Hong Kong. Continuaría por Tailandia y Vietnam y seguiría por mar al sur de China y Japón. A partir de ahí, me dirigiría a Solomon, Cook y Samoa, en el Océano Pacífico, para ir después a Ecuador y a América del Sur y Central. Podríamos cruzar los océanos una vez más y llegar a Namibia, para iniciar un viaje por el norte desde Botsuana a Marruecos y de vuelta a Europa. En último lugar, nos gustaría terminar en los países escandinavos y viajar de regreso a Minnesota. Todo este viaje debe tomar alrededor de 4 a 5 meses y fácilmente costaría alrededor del millón de dólares”.
El último peregrinaje culinario Will Drew / editor de The World’s 50 Best Restaurants Awards
“Como era de esperarse, el viaje de mis sueños implicaría una gira mundial de alimentos, con un poco de vino. Pero eso no quiere decir que me limitaría a los restaurantes y hoteles de súper lujo (al menos no todo el tiempo). Como sabemos, el último lujo del siglo XXI es el tiempo, por lo que me gustaría viajar a través de Asia, explorando la increíble variedad de culturas culinarias, como la comida de la calle, y sus paisajes. Nunca he estado en Japón o Corea, por lo que un par de semanas probando sus comidas típicas sería esencial. Así como probar la mayor variedad de restaurantes de Tokio. Me encantaría visitar Fukuyama, el hogar de la cocina kaiseki. 
Con respecto a Corea, acabo de aprender acerca de las tradiciones de la cocina del chef Mingoo Kang y me gustaría obtener una muestra de ello. También me gustaría explorar más de América del Sur, en Chile (con Boragó y 99, entre otros), Argentina (demasiados para nombrarlos) y Brasil (con Lasai y A Casa do Porco Alto). 
Escuela de fotografía all inclusive / Murad Osman, fotógrafo con 378 mill seguidores en Instagram  (@followmeto)
“Me gustaría abrir una escuela itinerante de fotografía para niños y llevar a mis alumnos en un recorrido por todo el mundo. Integrar a personas con talento que hayan nacido en la pobreza y viven en condiciones difíciles. Una gira mundial para los aficionados jóvenes para compartir la belleza de diferentes países y ayudar a esta generación a descubrir el mundo. Me gustaría que tuvieran sus propias cámaras top de línea y hacer que trabajaran conmigo y con otros fotógrafos. Quién sabe, tal vez podamos crear nuevos profesionales de renombre. 
La idea sería visitar los siete continentes, ver los desiertos, cascadas, selvas, volar en helicópteros y terminar con las puestas de sol en las montañas”.
Jet privado en Asia / Jeremy Jauncy, CEO de @beautifuldestinations, la cuenta de viajes con más seguidores en Instagram
“El viaje de mis sueños sería arrendar un charter de Nueva York a Hong Kong. Ahí, alojaría en el Upper House para escapar un poco de la ciudad, ya que se encuentra en los límites. 
En Hong Kong, me gustaría volar en jet hasta Tokio y quedarme en el hotel Aman, otro oasis elegante en el centro de una gran ciudad. Después de eso tendría un descanso de mis vacaciones urbanas para ir a la playa. Volaría a Cebu en Filipinas y arrendaría un yate privado a Palawan, donde volvería a quedarme en El Nido Resort, uno de mis hoteles favoritos. Todos estos son algunos de los destinos más bellos del mundo”.

Cuatro semestres en el extranjero / Sam Shank, CEO de la app Hotel Tonight
“A mi familia le encanta viajar. Mi esposa y yo nos esforzamos por mostrarle a nuestros hijos (de 7 y 11 años) que experimenten nuevos lugares, lo que les ayudará a ampliar sus horizontes y creatividad. Nada mejor que la inmersión cultural de vivir en un lugar nuevo, por lo que si tuviera US$1 millón llevaría nuestros niños fuera de la escuela por un año y pasaría tres meses en cuatro diferentes destinos. Las reglas: Cada lugar debe estar en un continente diferente. Cada uno debe tener un clima distinto. Cada uno debe tener una lengua materna diferente. Cada uno debe ser totalmente único. 
Le pregunté a mi familia por las ideas para la cena y algunos de los que eligieron fueron Sydney, París, Singapur, y Buenos Aires como un itinerario soñado”.