shell

CEO de Shell asegura a activistas e inversionistas que reducirá CO2

Bloomberg 16/04/2018

El máximo ejecutivo Ben van Beurden tiene el mismo mensaje para los activistas que buscan obligar a Royal Dutch Shell Plc a lograr importantes reducciones de emisiones, y para los inversionistas preocupados por los méritos de apartarse del petróleo y el gas: “confíen en mí”.

El ejecutivo aconsejó a los accionistas el lunes rechazar una resolución del grupo medioambiental Follow This que establecería objetivos claros para las emisiones de gases de efecto invernadero de la compañía, más específicos que su amplia “ambición” actual. También reiteró su intención de que en 20 años Shell obtenga la mayor parte de sus ingresos de la energía limpia, como las energías renovables, el hidrógeno o la captura de carbono.

Según sus propias afirmaciones, Van Beurden entiende mejor cómo dirigir la mayor compañía de petróleo y gas de Europa a través de una transición energética mundial y ya está varios pasos por delante de los activistas que presionan por una postura más firme sobre el clima, y las administradoras de fondos que tienen dudas sobre la incidencia de Shell en un mundo con bajos niveles de carbono.

“Entender lo que significa el cambio climático es una de las cuestiones estratégicas más importantes en nuestra mente hoy”, dijo Van Beurden a los periodistas en una conferencia telefónica el lunes por la mañana. “Estamos probando los límites de nuestro pensamiento”.

La iniciativa para eliminar las emisiones de carbono del mundo es un desafío que cambia la vida de las compañías de petróleo y gas. Según las estimaciones de Shell, para alcanzar los objetivos establecidos en el acuerdo climático de París y reducir el riesgo de un cambio climático catastrófico, para 2060 el mundo debe estar eliminando más carbono de lo que está emitiendo.

Van Beurden anunció previamente una aspirción de que la compañía reduzca a la mitad su “huella de carbono neta” para el año 2050. Esa cifra incluye las emisiones directas de la compañía, así como las que se liberan cuando los clientes utilizan sus productos.

Planea lograr esto mediante la reducción de la intensidad de carbono de sus productos, lo que significa que su cartera tendrá menos petróleo en el futuro. Shell se está posicionando para vender más gas natural y expandirse en biocombustibles. También planea aumentar su presencia en el mercado de energía, proporcionando electricidad renovable para hogares y vehículos.

Ese enfoque ha provocado críticas. Follow This, el grupo medioambiental holandés, ha presentado una resolución de accionistas por tercer año consecutivo en la que se le solicita a Shell que establezca objetivos específicos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con el acuerdo de París. Los inversores votarán sobre la propuesta el 22 de mayo.

En una llamada de 40 minutos con periodistas, Van Beurden argumentó que el plan de transición energética existente de Shell es más progresivo de lo que Follow This propone. Obligar a la empresa a cumplir un objetivo dificultaría cambiar el rumbo en caso de que la política gubernamental u otros cambios afecten la rentabilidad de las diferentes tecnologías, dijo el directivo.

“Quiere seguir a una empresa que realmente ha internalizado” el problema climático, dijo. “¿O quiere tener las visiones más estrechas y rígidas de un activista?” Los patrocinadores de la resolución del cambio climático no quedaron satisfechos con sus garantías. “El rechazo de esta resolución climática muestra que la junta no quiere comprometerse con el acuerdo climático de París”, dijo Mark van Baal de Follow This.

Si bien Shell aún no ha convencido a los activistas, también debe aplacar a los principales inversores que dudan de los méritos de ser algo más que una compañía de petróleo y gas. Hay señales de que estas preocupaciones ya pueden estar afectando el precio de las acciones de las grandes compañías petroleras, que no se han recuperado tanto como el repunte del crudo en los últimos seis meses.

Van Beurden también tiene un mensaje para ellos: Shell no es solo un productor de petróleo y no se encogerá junto con el papel de los hidrocarburos en la combinación energética del futuro.

“Tenemos que demostrar que hay algunas proximidades realmente sensatas y buenas que nos permitan entrar en el nuevo espacio energético”, dijo. “Somos más que una simple compañía de exploración y producción”.