Extra

Emprendedores que vieron a su negocio transformarse en franquicia

Paula Núñez 20/06/2017

En los 90, Felipe Didier convirtió su nombre en marca, época en que Alex Wiesner partió con su imperio fitness. Más tarde, los Undurraga apostarían por Emporio la Rosa. ¿Qué tienen en común? Potenciaron su negocio vía franquicia.

La gastronomía es el área más fuerte dentro de las franquicias y las de origen chileno no están exentas a ese fenómeno. Felipe Didier partió con su negocio hace 24 años y hace poco más de diez incorporó esta metodología de negocio. Didier explica que todo partió como un emprendimiento familiar. “Como suele suceder en nuestro país, comencé desde cero, pero el crecimiento fue rápido.

Año a año veíamos que el negocio se fortalecía”, señala el empresario, quien convirtió su nombre en una verdadera marca. “La idea era entregar un producto -comidas congeladas- con buenas materias primas, pero que tuvieran un precio correcto. El objetivo era simplificar la vida de nuestros clientes a través de una propuesta que fuera rica y fácil de tener en la mesa”, señala Didier.

Detalla además que decidió entrar en el mundo de las franquicias porque había muchos interesados en el negocio. “Y, la verdad, nosotros no teníamos capacidad para abrir tantas tiendas por tema de capital y administración”. Para Didier, estos diez años con un negocio franquiciado le han permitido dedicar tiempo, recursos y esfuerzo en generar nuevos productos. “El objetivo se ha cumplido completamente. A pesar de que en nuestro país aún no se conoce mucho el modelo y que creo que es necesario aprender más para avanzar a una mayor velocidad, a nosotros nos ha resultado muy bien”.

Para Didier hay una serie de factores determinantes para conseguir el éxito en el negocio de las franquicias: “Como marca hay que tener el objetivo muy claro. Para nosotros era fabricar de calidad a precios responsables y cumplir. Esa esencia de marca se traspasa a los franquiciados, que a la vez tienen que estar dispuestos a trabajar harto. Hay que tener un grado importante de ambición porque en la medida que exista dedicación, habrá mayores frutos”.

El surgimiento del emporio

Hace más de 15 años, la esquina de Merced con Monjitas (comuna de Santiago) vio nacer un almacén gourmet a un costado del Parque Forestal. Sin embargo, no fue sino hasta 2005, que a Emporio la Rosa llegaron los helados, producto que cambiaría la historia de la compañía para siempre. Hoy, Emporio la Rosa -denominado así en honor a la abuela de los hermanos Undurraga- cuenta con 23 locales en dos formatos.

Según su ex socio, Francisco Undurraga, fue una apuesta innovadora y fácilmente duplicable, lo que explica el éxito de la marca. “El consumo de helado premium o artesanal empezó a ganar terreno en Chile porque el cliente se puso más exigente. De la mano de sabores novedosos como el de plátano con miel de ulmo se logró desarrollar un proyecto inequívoco”. Considerada como una de las 25 mejores heladerías del mundo, según el portal gastronómico The Daily Meal, el crecimiento de la marca fue tal que en diciembre del año pasado fue vendida a la familia Bofill, controladores de Carozzi. “Emporio era como un hijo y creció tanto que en un minuto tenía necesidades a las que nosotros no podíamos dar respuesta. Por eso, la pusimos en manos de nuevos dueños que tenían la capacidad de responder de manera óptima al potencial de la marca”, dice Undurraga.

Luego de dejar la compañía, el ex gerente general de la empresa, dio un giro en su carrera. Hoy está dedicado a la política donde prepara su campaña para ser diputado del distrito 11 (Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén) por Evópoli.

Imperio Fitness

Poco más de 20 años han pasado desde que Alex Wiesner iniciara su negocio ligado al deporte y vida sana. Con la apertura del primer gimnasio en Vitacura -entonces llamado Power House- se forjó el inicio del imperio fitness que le permitió ingresar al fondo de inversión Victoria Capital Partners y crear el holding Energy Fitness Clubs.

“La industria del fitness está viendo tasas de crecimiento en torno a un 10%-20% al año en ventas producto de una demanda en plena expansión de mucha gente que nunca ha entrenado y que, viendo la presión por estar cada día más sanos y energéticos, se inscriben en los gimnasios. Las tasas de crecimientos son más o menos parecidas en países como Perú y Colombia, más potentes son Argentina, Brasil y México, con niveles de penetración más altos que Chile”, dice Alex Wiesner.

El holding fue el responsable de traer la marca Hard Candy, de Madonna a nuestro país, además del formato UFC GYM, que se caracteriza por la combinación de artes marciales mixtas (MMA) y el fitness de alto rendimiento.