formula E

Evasión

Cómo se prepara Santiago para su debut en la Fórmula E

Efraín Moraga 14/11/2017

Una inversión de US$10 millones, lo que incluye la repavimentación de calles y la instalación de infraestructura especial, están entre las principales acciones que se llevará a cabo para acoger a la principal carrera de autos eléctricos a nivel mundial.

Una inversión de US$10 millones, la repavimentación de calles y puentes, además de la instalación de 1.553 muros especiales, están entre los principales preparativos para la llegada del Antofagasta Minerals Santiago E-Prix 2018, carrera que se realizará el próximo 3 de febrero, siendo la primera competencia de la nueva categoría mundial Fórmula E en Chile.

Según Eliseo Salazar, gestor de la prueba, el contrato con el Gobierno se hizo por un año, pero el objetivo es que de aquí en adelante se haga el E-Prix de Santiago.

Esta es la primera vez que un campeonato mundial de automovilismo de este nivel se disputa en Chile. Para lograrlo, se requirieron de cuatro años de negociaciones, lo que incluso trajo al país a representantes de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). “Estamos al lado de París, Berlín, Hong Kong, Montreal y Nueva York. Santiago va a estar en una elite de ciudades que es muy importante”, señala Salazar.

La competencia

Fundado por el español Alejandro Agag, el campeonato de Fórmula E de la FIA es la primera serie de carreras monoplazas completamente eléctrica del mundo. La primera versión se realizó el 2014. La que se realizará en Chile, será parte de la tercera versión.

Es, sin duda, la categoría del momento. Cuenta con diez equipos, de los cuales seis son fabricantes y en la próxima temporada se espera la incorporación de Porsche, Mercedes Benz y BMW, lo que ha generado gran revuelo.

Del mismo modo, hay quienes se han retirado de la F1 para entrar al mundo E-Prix. Ese es el caso de Hugo Boss, quien durante 30 años acompañó a corredores como Ayrton Senna, McLaren y Mercedes Benz, entre otros.

Incluso, se espera que la Fórmula E sea el laboratorio tecnológico para la siguiente generación de automóviles, del mismo modo como en algún momento lo fue la F1. “La Fórmula E ya no es el futuro, sino que es lo que está pasando en el mundo. En algunas décadas, todos los autos van a ser eléctricos”, dice Salazar.

El circuito

La E-Prix 2018 en Santiago promete brindar un espectáculo adrenalínico, pues la pista se caracteriza por sus curvas sinuosas y rectas veloces. “La carrera y competencia de este año será más reñida que nunca y no podemos esperar a ver a los pilotos luchando en este nuevo y desafiante circuito en febrero”, manifiesta Alberto Longo, cofundador y subdirector general de la Fórmula E.

Además, los autos también harán lo suyo, pues tienen características que les permiten realizar maniobras más rápidas. “El chasis es igual para todos los competidores. Además, los motores eléctricos tienen un torque lineal. Estos autos funcionan como una juguera, se da el contacto y entrega toda su potencia. Aceleran más rápido que uno convencional”, afirma Salazar.

Desde el punto de vista de la pista, lo más importante fue incorporar el trazado dentro de Santiago, pues es una de las características más importantes de la categoría. “Es un circuito que representa la ciudad”, dice Salazar.