2278009_500.jpg

Empresas & Mercados

Valdés llama a tener "responsabilidad individual" con las finanzas tras nuevo escándalo de asesor de inversiones

PULSO 26/05/2016

Los dichos del ministro de Hacienda se dan luego del cese de operaciones de Rodríguez y Asociados. El titular de la cartera detalló que los antecedentes hasta ahora muestran que "los problemas se dieron en otra empresa", distinta a la que regula la SVS.

Una vez más el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, llamó a los ciudadanos a tener “responsabilidad individual” con sus finanzas.

El anuncio lo hace a dos días de que el asesor de inversiones Rodríguez y Asociados anunciara a sus clientes la imposibilidad de continuar cursando pagos y el cese de sus operaciones por una fuga relevante de clientes.

En la ocasión, el titular de la cartera dijo que “la mejor regulación del mundo no va a sustituir responsabilidad individual de cada persona con sus propios fondos. Eso no quiere decir que la regulación no tengamos que mejorar, pero aquí cada uno tiene que ser responsable con su dinero también”.

En cuanto a la legislación actual, el ministro de Hacienda explicó que siguen trabajando para encontrar los llamados “puntos ciegos”. En esa línea sostuvo: “Ustedes saben que tenemos un proyecto de ley en el Congreso que mejora gobiernos corporativos, responsabilidades a las auditoras y una serie de cosas al mercado financiero. Y es posible que podamos hacer indicaciones ahí para mejorar aún más el mercado de capitales”.  
SVS y Rodríguez y Asociados
Cabe recordar que la diferencia entre Rodríguez y Asociados y otros casos similares que están siendo investigados -Grupo Arcano y AC Inversions-  es que la primera está inscrita en la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Lo anterior porque la empresa posee una administradora de activos, la que administra Fondos de Inversión Privado (FIP) , lo que la obliga a entregar información periódica respecto del fondo que maneja.
Consultado al respecto, Valdés puntualizó que “los antecedentes sugieren que la estafa que podría haber ocurrido, ocurrió en una empresa distinta a la supervisada”.
Detalló también que “este grupo de personas tenía una empresa que había inscrito en la Superintendencia (de Valores y Seguros), pero los antecedentes muestran que, hasta ahora al menos, los problemas se dieron en otra empresa”. Agregó que la información preliminar indicaría que la firma supervisada habría usado ese factor en negocios distintos.