Empresas & Mercados

Tesla elevaría a US$1.800 millones emisión de bonos para Model 3

Bloomberg 12/08/2017

Tesla aumentará a US$1.800 millones su emisión de bonos para financiar la producción del Model 3 en el cual el fabricante de automóviles eléctricos ha apostado su futuro.

Los bonos a ocho años tendrán un rendimiento del 5,25%, en línea con las estimaciones iniciales.

Musk, de 46 años, presentó su ofensiva seductora para el mercado de deuda en una reunión de posibles compradores de bonos en Manhattan a principios de esta semana. Se retiró con pedidos por US$600 millones después de unas pocas horas, según inversores que recibieron información sobre el asunto. La sesión, en la que se exhibió un reluciente Model 3 azul, fue parte de un espectáculo de cuatro días para promocionar la deuda, que incluyó una invitación de Musk para que los inversionistas recorrieran la planta de ensamblaje de la compañía.

Las tácticas funcionaron, ya que los tenedores de bonos han demostrado estar dispuestos a pasar por alto la flujo de caja negativo y sus reiterados viajes a los mercados de capitales para aumentar su balance. La oferta de deuda, la primera de bonos no convertibles de Tesla, representa el último signo de ” espuma” en el mercado de alto rendimiento, donde los inversores han estado haciendo la vista gorda a los fundamentos del mercado de bonos en busca de rendimientos.

Las personas que asistieron a la reunión con Musk en Manhattan esta semana estimaron que la compañía podría terminar pagando no más de 5% sobre los bonos basura. El Bloomberg Barclays High Yield Index cerró en un máximo de cinco semanas de 5,71% el jueves, en medio de las crecientes tensiones en la península coreana.

Los bonos no garantizados de Tesla pondrán a los compradores de bonos en el mismo fondo que sus contrapartes convertibles, aunque no obtendrán la misma recompensa al alza si el Model 3, o cualquier otro éxito, propulsa la acción aún más. Si la empresa se enfrenta a problemas de ejecución y tienen que emitir deuda garantizada, los tenedores no garantizados bajarían en la estructura de capital y tendrían una menor prioridad para recibir pagos.