Empresas & Mercados

Tarjeta bip!: indicación permite conexión con otros emisores no bancarios

Ximena Celedón 12/05/2016

La banca insistió en que el ingreso de Metro al sistema de emisión de prepago podría ser una barrera de entrada para otros emisores no bancarios, al tener el aval implícito del Estado.

Menos de un mes se demoró el Gobierno en reponer la indicación al Proyecto de ley que permite la emisión de Medios de Pago con Provisión de Fondos por Entidades no Bancarias  que posibilita la incursión de Metro en el negocio del prepago.

En la minuta de la indicación  presentada por el Ejecutivo a la Comisión de Hacienda del Senado se establece la autorización a Metro S.A. para emitir y operar medios de pago con provisión de pagos, para lo cual deberá constituir filiales o coligadas. Además, a través de estas últimas “podrá convenir con las entidades no bancarias emisoras de medios de pago, la prestación recíproca de servicios de recaudación y cargas de fondos”.

Para ello, la empresa de transporte “deberá establecer condiciones de contratación objetivas, competitivas y transparentes, y requisitos técnicos y económicos no discriminatorios”.

Para resguardar la libre competencia, que había sido el reparo de algunos parlamentarios de la comisión, se indica que “se deberá explicitar la estructura  de costos asociada a los medios de pago y aquella asociada a los Medios de Acceso”. Esta propuesta y sus modificaciones deberán contar con la aprobación del Tribunal de la Libre Competencia (TDLC). 

Atracción de otros actores. Terminada la sesión de la comisión, el ministro de Hacienda (s), Alejandro Micco, indicó que  “lo importante es que Metro tenga una política que pueda atraer a otros actores a usar sus cajas o sus mecanismos de carga en las tarjetas de prepago y que sea una política transparente, no discriminatoria, competitiva (…) Lo que se busca con esto es que Metro sea un catalizador de más competencia en este mercado, catalizador de la entrada de nuevas tarjetas de prepago”.

Reparos. Respecto al ingreso de la tarjeta bip! al sistema de medios de pago, el senador José García Ruminot (RN) señaló que  “queremos saber si va a significar un entorpecimiento o una mayor demora de los pasajeros al abordar tanto el Metro o los buses asociados al Transantiago. Porque nadie nos perdonaría que, al momento de validar la tarjeta para pagar el Transantiago se demore más, lo que significaría que las filas serían más largas y el sistema de transportes en lugar de prestigiarse, se desprestigie”.

En tanto, el presidente de la Asociación de Bancos, Segismundo Schulin-Zeuthen, reiteró que “la banca no se opone al ingreso de nuevos actores. Damos la bienvenida a todos los actores, siempre y cuando sea en igualdad de condiciones”. 

Sin embargo, recalcó que el “el ingreso de Metro al sistema de emisión de prepago podría constituirse en una barrera de entrada para otros emisores no bancarios, ya que cuenta con el aval implícito del Estado. Al ser un ente estatal el que asegura el pago, se genera un problema competitivo no menor”.

Indicó que pedirán ser escuchados en la Comisión de Hacienda del Senado, para “contribuir con la experiencia de la banca a perfeccionar el proyecto”.

Claudio Ortiz, presidente del Retail Financiero, indicó que “nos preocupa que la retramitación de la indicación en relación al Metro dilate más el avance de un proyecto que ya supera los dos años y medio de discusión parlamentaria y que es tan necesario para la dinamización de la economía y la inclusión financiera”.