Empresas & Mercados

Superintendencia interviene en quiebra de Bigger. Pide revertir liquidación de activos

Leonardo Cárdenas 23/05/2016

La entidad presentó un escrito que fue replicado rápidamente por los representantes de la fallida supermercadista, que exigen que se mantenga el proceso de cierre.

La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (SuperIR) decidió intervenir en el proceso que enfrentan las cadenas Bigger y Dipac, debido a la situación de cesación de pagos en que se encuentran luego de haber incumplido con la primera cuota del plan de reorganización al que se había acogido.

La entidad envió un escrito a la Justicia en el que solicitó dejar sin efecto la resolución de liquidación de activos de la cadena supermercadista Bigger, la que fuera ordenada por el 21° Juzgado Civil de Santiago.

En el documento, el jefe del servicio, Andrés Pennycook detalló al tribunal que “como el acuerdo de reorganización de la deudora Bigger SpA está aprobado, este se encuentra surtiendo todos sus efectos legales los que se producirán hasta el término del mismo, lo que puede ocurrir -entre otras razones- por la declaración de incumplimiento del mismo”.

La misma petición realizó la autoridad ante el 26° Juzgado Civil de Santiago, tribunal que tramita la petición de liquidación voluntaria que presentara Villablanca por la imposibilidad de cumplir con las deudas contraídas de Dipac con Agrocomerce, Unilever y CMPC Tissue. Los títulos y facturas de los tres mayores acreedores suman $1.400 millones.

En otras palabras, la Superintendencia entiende que el convenio preventivo está plenamente vigente, por lo que no hay razón, más allá del incumplimiento del pago de la primera cuota, para decretar la liquidación de activos.

A diferencia del proceso con Bigger, en el expediente de Dipac no existe una resolución de liquidación y, por lo mismo, la Superintendencia no solicitó hacerse parte ni que se dejara sin efecto. Sin embargo, la resolución ante la petición que realizara la Superintendencia de Quiebras en el proceso de liquidación de Bigger es clave para esta otra arista.

Esto, porque si el Tribunal acoge dicha petición revocaría la resolución de liquidación y tramitaría la demanda de incumplimiento. En términos simples: el caso de Bigger sería tomado por el tribunal que tramita la petición de liquidación de Dipac, provocando un retraso al proceso. 

Respuesta del dueño. Por lo mismo la respuesta del representante del empresario Guillermo Villablanca, controlador de la cadena, no se hizo esperar y cuestionó duramente la actuación de la superintendencia en el proceso.

El empresario acusó a la SuperIR de pretender actuar fuera del marco de sus atribuciones legales.

“No vemos en parte alguna la facultad de la SuperIR para hacerse parte en calidad que tampoco indica, en un proceso de liquidación concursal como el que nos ocupa”, consignó la respuesta del abogado Javier San Martin, quien representa a Villablanca en ambos procesos de liquidación.

La historia de la firma. Bigger es una tradicional cadena del sur de Chile, fundada por la familia Bayelle. 

En 2008, cuando tenía 13 locales en la Región de los Lagos y una facturación de US$ 220 millones anuales, fue adquirida por el fondo Southern Cross, quien en ese tiempo estaba formando la empresa Supermercados del Sur (SdS). En 2011 SdS se fusionó con SMU (Unimarc), sin embargo, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia le impuso como condición el que debía vender la marca Bigger, situación que se concretó en 2014, cuando SMU traspasó el total de la propiedad de Bigger a Guillermo Villablanca por un total de US$6,5 millones.