1852796_500.jpg

Silva & Cia y la defensa de la identidad de marca

Julián Mazzucco 18/11/2013

El estudio se hizo cargo de la recuperación del nombre de dominio de la aerolínea Latam en España.

La fusión de las aerolíneas LAN y TAM no sólo creó uno de los grupos más importante del rubro, sino que, además, conllevó todo un proceso de unificación e identidad de marca.

Pero ese camino no ha estado exento de dificultades. Este año, un ciudadano chileno que vive en España solicitó el nombre de dominio de la marca Latam en ese país. Fue así como el abogado y socio del bufete Silva & Cia., Gonzalo Sánchez, encabezó el proceso para que la aerolínea recuperara su identidad.

En un comienzo, cuenta Sánchez, se acercaron a este ciudadano y le ofrecieron pagarle el arancel que gastó, pero no aceptó. 

“En los casos de apropiaciones de marca puede haber casos de buena fe porque hay mucha ignorancia y desconocimiento. Nosotros nunca demandamos inmediatamente, sino que contactamos a la contraparte para conocer la situación”, explica el especialista en propiedad intelectual e internet.

El estudio decidió seguir investigando y descubrieron que se trataba de un ciudadano chileno que  no tenía ninguna marca comercial o razón social asociado al nombre.

“Lo que nos hizo sospechar más fue que la expresión Latam había sido solicitada con posterioridad a la fusión”, remarcó Sánchez, por lo cual llevaron el caso a los tribunales especializados.

Con todos los antecedentes en mano, calificaron este caso como de mala fe, presentándose una demanda de cancelación ante el sistema de resolución de conflictos OMPI en Suiza, donde finalmente la autoridad dio la razón a la línea aérea.

“Era imposible que un ciudadano chileno no esté consciente de la fusión de LAN y TAM. Así lo vio también el tribunal”, agregó el experto.

Esta no es la primera vez que el estudio participa en este tipo de resoluciones. A juicio del especialista, los procesos son muy eficientes y sólo toma cuatro meses tener una definición.

Sánchez cuenta que durante mucho tiempo le advirtieron a sus clientes de este tipo de piratas. “Por años le advertimos a nuestros clientes que junto con pedir las patentes comerciales debían blindar su identidad comercial en internet con el nombre de dominio”. Este elemento, que puede parecer algo de poca importancia, compone la imagen de las empresas. Así como en el mundo real las compañías patentan sus marcas, en la web es necesario que hagan lo mismo con los nombres de dominio.

“Si bien es una política de las grandes marcas pedir los dominios en los distintos mercados, este tipo de casos seguirán existiendo, por lo cual, desde grandes compañías hasta emprendedores deben seguir tomando conciencia”, remató Sánchez.