2311330_500.jpg

Santander invertirá US$11.000 millones en infraestructura en Latam en 3 años. US$678 irán a Chile

Ximena Celedón 06/07/2016

La presidenta ejecutiva del banco español, Ana Botín, afirmó que el menor crecimiento de Chile se debe a factores puntuales y no estructurales.

Desde Madrid.-Hoy y mañana en Madrid, Banco Santander realizará su XV Encuentro de América Latina que este año está dedicado al financiamiento de la infraestructura. Y no es tema elegido por casualidad, ya que el grupo hispano tiene la convicción que se trata de un área que tiene un papel fundamental en la mejora de la productividad y el desarrollo sostenible. Así, en el día previo a la cita su presidenta ejecutiva, Ana Botín, recalcó dicha apreciación, destacando de paso las necesidades de inversión que existen en la región a la hora de hablar de infraestructura.

Reunida con periodistas latinoamericanos en la ciudad financiera de Banco Santander en la localidad de Boadilla del Monte – situada en la zona oeste del área metropolitana de Madrid-, la máxima ejecutiva del grupo español señaló que de acuerdo a la OCDE, si se eliminara el déficit de inversión que existe en la región, el crecimiento anual de Latinoamérica podría aumentar en dos puntos porcentuales. “Está claro que hay que cerrar ese déficit en infraestructura que tiene América Latina”, afirmó. Añadió que el organismo también ha estimado que las necesidades de inversión en esta materia en la región hasta 2020 ascenderían a 5,2% del PIB de cada año, “lo que está muy por encima del 3,5% que se está invirtiendo en este momento. Por tanto, queda mucho por hacer y el esfuerzo es muy significativo, pero es fundamental”.

Dado ello, indicó que el grupo Santander tiene “grandes proyectos en marcha” en la materia. “Tenemos mucho potencial . Santander es uno de los bancos más importantes en el financiamiento de infraestructura “, sostuvo. En ese contexto, Ana Botín manifestó que “estamos en proceso de invertir US$11.000 millones en proyectos de infraestructura de la región”. Ello considera un período de tres años y del monto señalado, US$678 millones de destinarán a Chile. “De alguna manera, esto ha sido posible porque hemos estado con nuestros clientes españoles en esa gran inversión que ha hecho España en los últimos 25 años en infraestructura”, precisó Botín, quien volverá a visitar Chile en noviembre de este año en una gira que también considerará a Argentina y Brasil.

Indicó que se trata un área en que es esencial la colaboración público-privada. “Es el modelo por el que deberíamos apostar  y queremos seguir allí como banco acompañando no sólo a los clientes en España,  sino que también a los clientes latinoamericanos, indicó, agregando que  hay “muchos” ejemplos de infraestructura que están financiando en la región como es el caso del aeropuerto de Ciudad de México, hospitales en Chile y carreteras y transporte en Brasil. “Vamos a seguir con este compromiso, pero además lo vamos a hacer de una manera que sea respetuosa con el medio ambiente, nos parece fundamental. Hay que hacer inversiones en infraestructura tengan en cuenta el medio ambiente”, manifestó.

“Estamos muy comprometidos con la región y queremos estar ahí en las épocas buenas y en las menos buenas y sobre todo, queremos hacerlo de una manera responsable”, precisó.

Puntual, no estructural

A la hora de mirar a Chile, Ana Botín señaló que efectivamente se trata de un mercado que está creciendo por debajo de su potencial. “Pero Chile ha crecido 15 años a doble dígito y muy por encima de la región y del resto  del mundo. Entonces,  hay época en que el crecimiento se desacelera, creo que es algo lógico y lo importante es que intentemos volver a recuperar el crecimiento potencial”. Sin embargo, lo atribuyó a factores puntuales y no estructurales. “El país está pasando por un período de menos crecimiento. No creo que esto sea un problema estructural, sino que un tema más bien puntual después de crecer por muchos años por encima de la media”, añadió.

Consultada por la visión que el banco tiene como inversionista extranjero ante el escenario de menor confianza que se da en Chile, afirmó que Santander sigue invirtiendo en el país y que “desde dentro se ven los problemas, desde fuera se ven las oportunidades”.

Brexit y el impacto en el banco

Respecto a los efectos para Santander de la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea, dada la exposición relevante que el grupo tiene en ese mercado, Ana Botín indicó, tal como señalaron al día siguiente del referéndum, que mantienen los compromisos del banco para 2016 ¿Qué va a pasar a partir de 2016 en el Reino Unido? “Claramente el riesgo, y lo que están diciendo los mercados, es que habrá menor crecimiento, pero no sólo habrá menor crecimiento en ese mercado, sino que en Europa y en el mundo”, dijo. En todo caso, manifestó que el Brexit no los afectará este año. “A mediano plazo nos afectará menos, por el modelo de negocios que tenemos, porque América crecerá más, Estados Unidos no será tan afectado como Europa; entonces, dentro de los bancos europeos Santander será de los menos afectados en términos relativos”.