RxM

Parque automotor de la RM se renueva: autos de hasta 5 años crecen 8,6% anual

Efraín Moraga 06/04/2017

Según un reporte del CEP, mientras los vehículos nuevos (del año) en la capital aumentan a tasas de 6,2% anual, aquellos cuya antigüedad supera los cinco años, crecen a 5,2% promedio cada ejercicio.

El parque automotor de la Región Metropolitana se ha desarrollado de manera exponencial: pasó desde un poco más de un millón de vehículos livianos en 2007 hasta poco menos 1,7 millones inscritos en 2015, representando una tasa de crecimiento anual promedio de 6,2%, lo que permite proyectar que 2016 cerró con 1,8 millones de automóviles en la ciudad, según estimaciones del Centro de Estudios Públicos (CEP).

Tal crecimiento ha venido impulsado por una renovación del parque automotor. Es que según el centro de pensamiento, el crecimiento anual promedio de vehículos nuevos en la capital asciende a 6,2%, mientras que el segmento de automóviles de menos de 5 años aumenta a tasas de 8,6%, una cifra bastante mayor que el incremento que reporta el parque más antiguo. De hecho, según el CEP, los vehículos de 5 años o más crecen 5,2% anualmente, lo que implica que un porcentaje de los vehículos de más de cinco años dejan de circular en la ciudad cada año.

“Existe una relación entre el crecimiento del parque automotor y la renovación del mismo, lo que sucede es que se adelanta la compra de nuevos autos, generando con ello un aumento en el stock de vehículos disponibles para la circulación en la ciudad”, explica Louis De Grange, académico de la Universidad Diego Portales (UDP).

A esta renovación hay que agregar factores adicionales, como el proyecto que buscaba implementar la restricción permanente a los automóviles catalíticos inscritos antes de septiembre de 2011, medida que se encontraba dentro del marco del plan de descontaminación de Santiago y que actualmente fue retirada de la Contraloría por la División Jurídica del ministerio de Medio Ambiente.

Aun cuando se encuentra suspendida la aplicación del plan que incluye la restricción permanente, expertos sostienen que de igual manera se irá produciendo una renovación del parque automotor de Santiago y advierten que los autos usados seguirán disponibles para su uso en la ciudad.

“Es probable que algunos hogares cambien su auto anterior al 2012 por uno nuevo. Sin embargo, los autos viejos reemplazados seguirán estando disponibles para usarse. Luego, no hay garantías de que se mejore la calidad del aire por esta medida y lo más probable es que aumente la congestión y con ello la contaminación en el mediano plazo”, advierte De Grange.

La medida del gobierno buscaba replicar lo que sucedió con la entrada en vigencia de la restricción permanente a vehículos no catalíticos, instancia que incentivó la renovación del parque automotor por automóviles posteriores a 1992.

“La restricción a los vehículos no catalíticos que existe desde 1993 ayudó a la renovación del parque automotor, porque la gente cambió autos no catalíticos por catalíticos y los no catalíticos se fueron a provincia”, explica Alejandro Tirachini, académico de la Universidad de Chile y magíster en Ingeniería del Transporte.

Los expertos sostienen que se necesitan de iniciativas más concretas para incentivar la renovación del parque automotor, las que deben considerar incentivos gubernamentales para el uso de vehículos menos contaminantes.

“Se requieren medidas más enfáticas. Por ejemplo, eliminar el pago del permiso de circulación durante los próximos 5 años a todos los vehículos eléctricos que ingresen al país”, manifiesta el académico de la UDP.