2236721_500.jpg

Empresas & Mercados

Rubén Ulloa: "La clase media está advirtiendo un problema económico en el país bastante más acentuado"

Ximena Celedón 06/01/2016

El pesimismo que muestran los jóvenes respecto a la situación económica del país y que los está haciendo menos propensos a ahorrar es uno de los aspectos de la última medición que llamó la atención de Rubén Ulloa, gerente de Estudios, Políticas Públicas e Institucionales de Coopeuch. 

¿Qué marca más la baja de esta medición: la percepción del empleo o la situación económica del país?

La situación personal de la clase media bajó de 57 a 50 puntos, pero la que marca una tendencia muy clara y muy negativa es la situación del país a un año plazo. Si bien la situación del país siempre estuvo en horizontes medianamente pesimistas, en torno a los 45 puntos, la vemos ahora bajo la línea de los 40 puntos y eso es claramente pesimista. Ya la clase media está advirtiendo un problema económico en el país bastante más acentuado, cosa que no veíamos en las mediciones anteriores y analizamos que quizás éste es un segmento de la población en donde la realidad económica no le es tan propia hasta que no tiene problemas directos con el empleo.

Llama la atención la baja de 10 puntos que se da en el entorno laboral. A nivel general las cifras oficiales aún no dan cuenta de ello, pero en la práctica se están dando reducciones de personal en las empresas…

Yo creo que las ha habido y esto es a título personal y es que de alguna manera ha habido políticas de gobierno para absorber esa liberación de empleos que se está generando en el sector privado, pero uno está viendo bastante seguido en la prensa que hay desvinculaciones en las empresas. Yo creo que las personas de este segmento están viendo una inestabilidad y probablemente en sus entornos también advierten inestabilidad.

Otro cambio se da en los jóvenes, que están más pesimistas respecto a la situación del país.

Ahí también nosotros vemos una preocupación, por cuanto en general los jóvenes, en el rango de los 18 a 34 años, son los que siempre se vieron proclives al ahorro por lejos y también advertimos acá una baja. Ellos veían permanentemente al alza, independiente de lo que sucedía con la economía; otros segmentos tenían ciertas oscilaciones, los jóvenes, no. 

Según lo que arrojó la última medición, ¿qué es lo que para ustedes enciende más luces amarillas?

Definitivamente es la situación del país. Vemos que la clase media estaba un poco más retardado en tener una percepción negativa respecto a lo que está ocurriendo con la economía, ahora ya estamos viendo que a ese segmento ya llegó esa sensación, ya hay una percepción de pesimismo, que combinada con la situación personal más pesimista, hacen que el impacto en el ahorro sea directo. Uno ve que hay una baja en la propensión al ahorro, se explica por esto.

Llama la atención que entre las personas que declaran ahorrar, hay una fuerte alza de quienes guardan la plata “en el colchón”.

Ese movimiento es súper interesante. En esta última medición saltó 6 puntos el ahorro informal (de 8% a 14%), que más que duplica a otras instituciones de ahorro como las AFP, las cooperativas, etc. y comienza a acercarse muchísimo a la situación del ahorro en bancos: ya es más de la mitad de los que ahorran en bancos (27%). El ahorro informal parece ser, y con fuerza, una medida ante situaciones un poquito más de desconcierto ante lo que está pasando con la economía.

Archivos relacionados