(FILES) This file photo taken on October 20

Empresas & Mercados

Reino Unido evalúa cobrar impuestos a compañías digitales como Facebook o Google

Reuters 13/03/2018

Reino Unido señaló que está evaluando gravar impuestos a las compañías de internet como Facebook y Google hasta que las reglas fiscales internacionales cambien para hacer frente a las empresas digitales que pueden cambiar las ventas y las ganancias entre jurisdicciones.

El ministro de Finanzas, Philip Hammond, señaló este martes que había publicado un documento en el que exponía propuestas para imponer impuestos a las firmas digitales globales antes de una reunión con sus contrapartes del G20.

Las grandes compañías de Internet han pagado pocos impuestos en Europa, por lo general canalizando las ventas a través de países como Irlanda y Luxemburgo, que tienen regímenes fiscales ligeros.

La Unión Europea ha propuesto imponer impuestos a los gigantes tecnológicos entre el 1% y el 5% de los ingresos según el lugar en el que se encuentren los usuarios, de acuerdo a un borrador del documento de la comisión.

El impuesto debería aplicarse a las empresas que venden anuncios en línea orientados al usuario o que ofrecen espacio publicitario, con ingresos superiores a 750 millones de euros (US$922 millones) en todo el mundo y con ingresos digitales de la UE de al menos 10 millones de euros, según el documento.

Tanto Google como Facebook han cambiado la forma en que explican su actividad en Reino Unido, lo que resulta en un aumento en los impuestos corporativos pagados.

“En el otoño publicamos un documento sobre impuestos a las grandes empresas digitales en la economía global y hoy damos seguimiento con una publicación que explora posibles soluciones”, dijo Hammond.

A fines del año pasado, el gobierno también planteó la posibilidad de imponer nuevos impuestos a los gigantes tecnológicos a menos que hicieran más para combatir el extremismo en línea al retirar material destinado a radicalizar a las personas o ayudarlas a preparar ataques. Gran Bretaña sufrió una serie de ataques islamistas el año pasado que mataron a un total de 36 personas, excluyendo a los atacantes.