CCU

Empresas & Mercados

Regulador uruguayo prepara sanción a cervecera de Ab InBev tras denuncia de filial de CCU

Reynaldo Arancibia 11/05/2017

La comisión de defensa de la Libre Competencia de ese país prepara una multa que se prevé será de US$2 millones contra Fabricas Nacionales de Cerveza por "abuso de posición dominante". La firma del grupo Luksic ya había denunciado a la multinacional en Argentina por su marca Quilmes.

Un nuevo capitulo escribe la disputa que mantiene CCU con la firma cervecera Ab InBev. Ahora, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia de Uruguay se apronta a dictar una multa en contra de Fábricas Nacional de Cerveza (FNC), controlada por la multinacional, por abuso de posición dominante. Es la segunda vez en cuatro que el regulador uruguayo sanciona a esta empresa.

Según un artículo publicado por el diario El País de Uruguay, se espera que la sanción sea la más alta de su historia, por casi US$2 millones. Se trata de una denuncia presentada por Milotour S.A., filial uruguaya de CCU, en el que se acusa a FNC de suscribir acuerdos de exclusividad con comercios con premios a cambio, y que obstaculizan la libre elección del consumidor y dificulta la entrada de nuevos competidores al mercado, lo cual fue confirmado a ese medio por fuentes cercanas al caso.

El regulador ya habría hecho llegar la resolución a las dos partes, por lo que ambas empresas ahora podrán hacer los descargos respectivos, aunque según señalaron los conocedores de la causa, la multa se impartiría de todas formas.

En el dictamen, la comisión de competencia le ordena a FNC cesar en su conducta, por lo que prevé aplicarle una multa de 15 millones de Unidades Indexadas (UI) equivalentes a US$1,94 millones.

En Uruguay, CCU tiene la distribución exclusiva de las marcas cerveceras Heineken y Schneider, mientras que FNC posee el 95% del mercado.

Este caso se suma al conflicto que CCU mantiene con Ab InBev en Argentina, donde esta semana se conoció que la compañía del grupo Luksic presentó una denuncia ante el regulador de competencia trasandino acusando también al holding de “abuso de posición dominante” por la marca Quilmes a la cual también acusa de tener acuerdos de exclusividad con comercios en ese país.