Empresas & Mercados

Reforma previsional se apronta a intenso debate parlamentario

PULSO 21/04/2017

Entre los aspectos centrales del proyecto, la única que cuenta con apoyo transversal es el alza del tope imponible a UF113,5. Pese a las críticas, la amplia mayoría apoya la idea de legislar.

Hace poco más de una semana el Gobierno dio a conocer los lineamientos centrales del esperado proyecto previsional. Se espera que la propuesta ingrese en julio a la comisión de Trabajo de la Cámara Baja. Ocho parlamentarios adelantaron sus posiciones en el debate, las cuales dejan entrever que la discusión será intensa.

La mayoría adelanta que apoyará la idea de legislar. Sólo Gabriel Boric comenta que primero deberá analizar la propuesta con el grupo No+AFP, antes de dar su visto bueno para que el proyecto ingrese a la comisión.

Del total de propuestas, sólo la idea de subir el tope imponible de UF 75,7 a UF 1113,5 genera consenso entre los parlamentarios. Y, tal como se dejó entrever en las reuniones de la mesa técnica por pensiones, la iniciativa que genera más discrepancias es la distribución de los 5 puntos porcentuales (pp) en los que se subirá la cotización individual. Incluso, entre personeros de la Nueva Mayoría, que abogan por aumentar el aporte al nuevo pilar de ahorro colectivo.

¿Aprueba que del alza de cotización: 3 pp. vayan a la cuenta individual y 2 pp. a ahorro colectivo?

Osvaldo Andrade, PS, presidente de la Comisión: “Voy a esperar a ver el proyecto, porque todavía no está preciso”.

“Me parece interesante el concepto, pero me habría gustado que los 5 puntos porcentuales adicionales fueran a un sistema solidario, pero el Gobierno esta planteando un modelo intermedio que me parece interesante”.

Ramón Barros, independiente: “No estoy de acuerdo. El alza de 5 puntos porcentuales debe ir en su totalidad a la cuenta de capitalización individual”. “Se debe fortalecer el pilar solidario, pero con aporte estatal”

Gabriel Boric, independiente: “No (…) la tasa de 10% es baja comparativamente con otros países”.

“(La distribución sugerida) es indicativo de que para la Nueva Mayoría, el problema de la vejez es esencialmente un problema individual”.

“Una distribución más interesante hubiera sido destinar el 5% completo a ahorro colectivo, permitiendo mucha más solidaridad”.

Lautaro Carmona, PC: “Espero que el debate permita modificar esa proporción. Espero que se pueda modificar la proporción y quede una proporción mayor, para reparto, en este caso a lo menos a la inversa. Es decir, que a lo menos sean 3pp. los que se aporten al pilar colectivo, si es que no más”.

Felipe de Mussy, UDI: “No lo apruebo. No le mintamos a los trabajadores con el nombre del pilar de ahorro colectivo, porque parte importante de él será gastado en otras cosas y nunca lo verán los trabajadores”.

Patricio Melero, UDI: “En desacuerdo. Creo que cualquiera sea el alza, los 5 puntos o los 4 puntos porcentuales como plantea el Presidente Piñera, deben ir íntegramente a la cuenta individual y la solidaridad o el fortalecimiento del pilar solidario tiene que hacerse con fondos del estado y no del futuro jubilado”.

Nicolás Monckeberg, RN: “Estoy en desacuerdo. Para lograr un sistema de pensiones más justo y solidario, existen los impuestos, a diferencia de la cotización adicional, lo pagan los que tienen más en favor de los que tienen menos, en cambio lo que propone el gobierno es injusto porque los trabajadores con sueldos bajos terminan pagando lo mismo que los gerentes de las empresas con sueldos millonarios”.

Denise Pascal, PS: “Sí, estoy de acuerdo con eso. En la medida que den una explicación más profunda con respecto a que sea un aporte del empleador”.

“Y el 2% al apoyo colectivo, en la medida que mejore las jubilaciones en adelante, de las personas que tengan una jubilación con más dignidad, especialmente las clases más afectadas, que es la clase de los ingresos medios”.

¿Qué le parece que el alza de cotización sea administrado por un ente estatal autónomo?

Andrade: “Me parece interesante que lo administre un ente estatal sin fines de lucro”.

Barros: “El dinero adicional que se recaudará debe estar en las AFP, en las cuentas individuales”.

“La creación de un nuevo ente estatal que administre los fondos de pensiones genera nuevos costos y hace más complejo al sistema”.

Boric: “El escenario no es muy prometedor: tanto desde el Gobierno como desde la derecha han planteado que la principal preocupación es el nivel de autonomía y el nivel técnico”.

“En realidad lo que es más importante para los trabajadores chilenos es si esos recursos van a seguir alimentando al sistema financiero y a empresas que atentan contra los intereses de los trabajadores”.

Carmona: “Estoy absolutamente de acuerdo con esta idea”.

De Mussy: “Lo más importante: que los 5pp. sean de los trabajadores y que ellos tengan la posibilidad de elegir quién le administre sus fondos de pensiones”.

Melero: “Es innecesario generar nuevas estructuras para administrar las cuentas individuales, prefiero perfeccionar el actual sistema, revisar la forma cómo ha estado funcionado, más que crear nuevos entes”.

Monckeberg: “Creo que es completamente relevante que esos fondos los administre el que ofrece el menor costo y la mayor rentabilidad, si es privado o es público es completamente irrelevante, lo que me parece que es un error, es que quien tome la decisión sea el legislador y no el trabajador”.

Pascal: “Tiene que ser una empresa autónoma, sea estatal o sea privada, que no tenga que ver con el Gobierno de turno, que si es estatal sea electo a través de un sistema que no tenga que ser designado a través de los gobiernos de turno, porque eso no sirve, tiene que ser una entidad que no se burocratice y que realmente tenga la independencia absoluta”.

¿Apoya que se haya excluido el aumento de la edad de jubilación de las mujeres?

Andrade: “¿Y por qué tendría que hacerlo? En este cuadro no estoy de acuerdo con que se aumente, mientras no haya una compensación para las largas jornadas de trabajo de las mujeres, que nadie les paga, no creo que sea razonable que se aumente la edad de jubilación”.

Barros: “Lo importante es sincerar la discusión, nadie se ha querido hacer cargo de este tema, porque nadie quiere asumir los costos políticos”.

“Si fuese necesario, estaría de acuerdo con que se suba, pero habría que analizarlo primero”.

Boric: “Es bueno que se generen mecanismos de solidaridad desde los hombres hacia las mujeres. Es necesario ser muy cuidadosos en la forma como se diseña esto, debido a que el Gobierno está pensando en un esquema de incentivos y requisitos”.

“Es necesario que generemos una discusión que logre incorporar una perspectiva feminista para resolverlo”.

Carmona: “Sin ninguna duda estoy de acuerdo que se excluya. Los 60 años son una conquista, vista la previsión como un derecho social, como parte de una política social, que debería estar consagrado en la Constitución. No puede ser que aquí vivir más sea un castigo, al revés, las mujeres mientras más vivan mucho mejor para la humanidad”.

De Mussy: “Creo que se podría haber avanzado en un aumento de forma voluntaria y con incentivos importantes por parte del estado”.

Melero: “Estoy de acuerdo con que no puede ser una imposición, sino que tiene que irse aumentando gradualmente y por la vía de los incentivos y estímulos acercar la edad de jubilación a la de los hombres y no por la vía de la obligación”.

Monckeberg: “Me parece que es imprescindible crear incentivos claros e importantes para que hombres y mujeres que lo desean alarguen sus años de trabajo, y por tanto, mejoren sus pensiones, pero esto no lo haría por obligación, sino que a través de la creación de buenos incentivos”.

Pascal: “Creo que no tiene por qué excluirse, yo creo que aquí tiene que haber una libertad de la posibilidad de que cada persona, cada mujer, de saber cuándo ella quiere jubilar”.

“Lo que nos pasa hoy día, es que si miras, la mayoría de las mujeres no están jubilando a los 60, están jubilando alrededor de los 62 o 63 años, pero hay empresas que al cumplir 60 dicen ‘mire tiene que irse’”.

¿Cree que se debe aumentar el tope imponible a 113,5 UF?

Andrade: “Hay que actualizarlo”.

Barros: “Si eso contribuye a mejorar las pensiones, sí, estoy de acuerdo”.

Boric: “En principio estoy de acuerdo. Es una medida de bajo impacto en general para el sistema, dado que afecta a los más ricos. No obstante, es positivo porque amplía la cantidad de recursos para redistribuir mediante el 2% de ahorro colectivo”.

Carmona: “Creo que estaban todas las condiciones para haber aumentado en un plazo menor ese tope imponible. Estoy de acuerdo con que haya un aumento, pero en el tiempo para que entre en régimen pleno, estoy por acortar los plazos”.

De Mussy: “En principio a favor pero sería importante analizar los pro y contras de esta medida”.

Melero: “Me parece realista y conveniente. Los que ganan más deben imponer más”.

Monckeberg: “Me parece que es una propuesta improvisada, la forma de que los sueldos más altos aporten más es vía impuesto, y no a través del aumento del tope imponible”. “Las AFP cobran comisión en proporción al sueldo, y me parece paradójico que el Gobierno que ha hecho un discurso contrario a las AFP, termine proponiendo una medida que aumenta sus utilidades”.

Pascal: “Creo que hay que hacer un estudio para ver cuál es el tope imponible necesario de acuerdo al ingreso que se tenga, porque puede ser también escalonado”.

¿Está de acuerdo con la idea de eliminar el fondo B?

Andrade: “Por lo que he logrado escuchar, pareciera ser que disminuir el número de los multifondos tiene sentido, porque hay uno o dos que no tienen mucha relevancia. Pero reitero que me gustaría conocer el proyecto”.

Barros: “Debo estudiarlo primero, preferiría estudiarlo en su mérito”.

Boric: “Esta es una medida que se calificará bajo el título de ‘medidas para perfeccionar el sistema de capitalización individual’. Me parece que es irrelevante en comparación con la gran discusión que ha planteado la ciudadanía respecto a la legitimidad del sistema de capitalización individual”.

Carmona: “Estoy de acuerdo de que se concentre a lo más en tres fondos y que sean de la mayor prevención de los intereses de los trabajadores, o sea, con el menor riesgo del caso”.

“Hay que estudiar, porque uno puede pensar también que sea el A (el que se elimine), pero hay que estudiarlo”.

De Mussy: “En las discusiones de la mesa de pensiones se había dicho que el fondo D no tenía mucha diferencia del fondo E. No se cuál es el fundamento técnico de eliminar el B”.

Melero: “Sinceramente no lo entiendo, creo que los 5 fondos dan alternativas de menor a mayor riesgo con posibilidades intermedias que son positivas”.

Monckeberg: “Me parece que en vez de arbitrariamente decidir qué fondo eliminar y cuál mantener, lo que se requiere son reglas más claras, que protejan a las personas que se acercan a jubilar”.

Pascal: “Estoy de acuerdo, creo que hay demasiados multifondos, en los cuales hay algunos que prácticamente nadie está, o sea está en el mínimo o en el que te protege más, entonces creo que es necesario ver realmente cuál es el multifondo más necesario”.