2296913_500.jpg

Empresas & Mercados

Querellantes congelan quiebra de Arcano para negociar con nueva defensa de Chang

Leonardo Cárdenas 26/05/2016

Mientras, abogados del fundador del Grupo Arcano vuelven a entrampar proceso de extradición tras resolución de la Corte Suprema. En tanto, empresario recurre a autoridades de Malta para evitar revocación de permiso de residencia.

Alcanzar un convenio es la tarea que se han autoimpuesto los abogados querellantes que siguen adelante en el denominado caso Arcano para resarcir los montos invertidos por sus clientes a través de Onix Capital, brazo de inversiones del holding de Alberto Chang Rajii.

Los más de 800 inversionistas a través de sus representantes legales han escogido distintos caminos en tribunales. Sin embargo, la primera de las acciones civiles que apuntó directamente a los bienes del Grupo Arcano entró en un lapso de suspensión a la espera de definiciones al interior de la defensa de Alberto Chang.

Se trata de la demanda de liquidación forzosa que interpusiera el abogado Gonzalo Torre en representación de Schirley Alejandra Wahl Sabres, empresaria y quien suscribiera contratos de inversión con la sociedad Onix Capital por un total de $320.000.000.

Fuentes del proceso sostienen que el objetivo de los querellantes es negociar el pago de los capitales pendientes que según el Ministerio Público alcanzaría US$100 millones. Esto último ocurriría sólo a contar de la salida de los abogados José Hinzpeter y Carlos Castro. 

Tal es la premura de Alberto Chang de encontrar nuevos representantes que incluso cercanos al empresario consultaron recientemente a connotados estudios jurídicos. Sin embargo, por ahora se mantienen sus actuales representantes.

En ese proceso Chang habría costeado los viajes de los abogados Jorge Bofill y Ricardo Escobar, lo que es objeto de críticas de parte de abogados querellantes que solicitarían a la fiscalía oficiar a la defensa de Chang para conocer el origen de dichos dineros.

En paralelo, la arremetida de Alberto Chang para evitar su extradición comienza a tomar dos vías: Chile y Malta.

Justamente en nuestro país ayer la Corte Suprema decidió rechazar la petición de la defensa del empresario de inhabilitar al ministro Carlos Gajardo, quien escuchara los alegatos de extradición que impulsa el Ministerio Público.

A través de un recurso de reposición, la defensa de Chang insistió en que se declare la inhabilidad de Gajardo. Esto luego que el magistrado del Tribunal de Alzada informara que dentro de los inversionistas de Grupo Arcano se encuentran tres familiares de la jueza Gloria Ana Chevesich, quien es su pareja.

En el escrito que presentara el abogado Carlos Castro se adjuntó justamente a esta última arista. “Se acompaña a esta presentación el listado de víctimas, al que hace alusión el ministro en su constancia, pero resulta imposible para esta parte determinar cuáles son los parientes por afinidad específicos a los que se refiere Gajardo, toda vez que los mismos no fueron identificados por éste”.

Más aún, el abogado argumentó que “esta circunstancia, unida a la propia certificación que hizo la ministra Chevesich, de inhabilidad para conocer de esta presentación, estimamos dan sustento a los presupuestos fácticos, para dar por acreditada la o las causales legales esgrimidas por esta parte”.

¿Cuánto tiempo podría tomar la Corte Suprema para definir si acoge o rechaza la reposición? Breve. Según abogados de la causa sostienen que podría tomar entre tres a cuatro días. A partir de esa fecha podría surgir, si finalmente se rechaza, el fallo de la extradición y la resolución sobre la solicitud de arresto internacional en contra del empresario.

“Es decir, nuevamente se comienza a mover el tema ahora en Malta”, dice un cercano a Chang.Defensa en Malta. En la isla mediterránea Alberto Chang ha seguido cada una de las recomendaciones de sus asesores legales. De hecho, contrató un estudio de abogados que tiene sede en Londres y Miami.

¿El objetivo? Uno solo: apelar a la revocación del permiso de residencia que efectuaran autoridades de la isla para mantenerse, al menos por un tiempo más, fuera de Chile.

En Chile la defensa de Chang ha radicado todos sus esfuerzos por mantener abierto el proceso de liquidación forzosa de Onix Capital, el que  se encuentra en plena marcha en el 30° Juzgado Civil de Santiago y desde el 9 de mayo ha comenzado a presentarse acreedores de los pagarés.

Según instrucciones del propio Chang busca levantar un convenio de pago, insisten fuentes cercanas al empresario, que ayer mantuviera una extensa conversación con sus asesores legales vía telefónicas.