2248443_500.jpg

Empresas & Mercados

Qatar Airways y la carrera por el vuelo directo más largo del mundo

Leonardo Ruiz 01/02/2016

La aerolínea, que estudia inaugurar una ruta directa entre Santiago y Doha, ha tenido una rápida expansión en el mercado europeo y el asiático. Esto se ha traducido en un foco en nuevos vuelos y ampliar la mirada a Asia.

Un vuelo directo de 18 horas y media, entre Nueva Zelandia y Doha, se convertirá en el más largo del mundo de manos de Qatar Airways, la aerolínea de 19 años de operaciones que ha liderado una rápida expansión en el mercado del Golfo Pérsico y que podría debutar en el aeropuerto de Santiago este año.

Qatar Airways busca elevar su capacidad, lo que ha hecho que la dirección considere nuevas rutas y vuelos. Por ejemplo, en la actualidad los pasajeros de Qatar que viajan a Chile deben cambiar de avión en Miami, Sao Paulo o Buenos Aires, lo que podría cambiar si Qatar hace uno directo a Santiago desde Doha, que sería el segundo más largo global.

Emirates, en tanto, también anunció planes de un vuelo de 17 horas y media que uniría Panamá con Dubai. Ambas aerolíneas utilizarían en sus rutas una aeronave Boeing 777-200LR que puede transportar a 217 pasajeros sentados en la clase económica y a 42 en premium.

Sin embargo, una tercera aerolínea podría desplazarlas: Singapore Airlines, que hace poco dijo que le gustaría restaurar su servicio directo entre Nueva York y Singapur, para lo que Airbus estaría trabajando en una variación de su nave A350-900, que permitiría ahorrar gastos.

Fuerte competencia

Qatar, junto a Emirates y Etihad Airways, además de otras aerolíneas del Golfo Pérsico, han tenido una rápida expansión en el mercado europeo y el asiático, no exentas de críticas de sus rivales allí. Ellos han acusado a las líneas aéreas del Golfo de soportar la fuerte competencia internacional gracias a subsidios estatales que dicen son ilegales y que llegaría a US$ 42.000 millones, por lo que han pedido revisar los tratados aéreos.

Por su parte, las aerolíneas sí han sabido aprovechar su ventaja geográfica natural al estar en el centro de rutas globales con lo que han logrado generar grandes centros de transferencias de pasajeros que conectan con el continente americano en una sola parada.

“En algunos países hay problemas de espacio en los aeropuertos y derechos de tráfico, por lo que están mirando cada vez más al mercado asiático. En cuanto a los precios del petróleo, Qatar paga más o menos lo mismo que la competencia excluyendo impuestos, por lo que la ventaja es muy pequeña, y así lo más relevante es la red de rutas que tiene”, dijo a PULSO el analista de la consultora Oddo & Cie SCA en Francia, Ian Chazal.

El director ejecutivo de la compañía, Akbar Al Baker, anunció en enero que la estrategia de la aerolínea este año consistirá en hacer más inversiones durante 2016 en otras firmas para expandirse en otros mercados. Así, seguiría la tendencia que inició en 2015 cuando Qatar Airways compró 10% de IAG, la matriz de British Airways, siguiendo el ejemplo de Etihad Airways, la aerolínea de Abu Dhabi que ha estado comprando participaciones en Air Berlin y Air Seychelles. 

Qatar estaría evaluando una inversión en Royal Air Maroc, la aerolínea nacional de Marruecos, además de incrementar su participación en IAG (matriz de Iberia), ya que mejoraría su posición enfrentada a la presión de aerolíneas de EEUU y de algunas de Europa. Ante eso, el director ejecutivo de Qatar reveló la posibilidad de escindirse dentro del misma alianza Oneworld, donde opera desde 2013, para formar un pequeño grupo dentro de la misma, para lo que utlizaría su peso en otras líneas aéreas.

“No seremos amenazados”, dijo Al Baker en una entrevista a Bloomberg en repuesta a las versiones que critican el supuesto respaldo de subsidios estatales que beneficia a las firmas del Golfo. “Si los estadounidenses no quieren trabajar limpiamente con nosotros, consultaremos con otros para formar una mini alianza”, dijo.

La semana pasada la aerolínea también confirmó que abriría en marzo tres rutas de vuelos de carga a Budapest, Praga y Ho Chi Minh, con lo que elevaría el número de destinos de vuelos de carga a 14 en Europa y a seis en Asia Pacífico. En esta unidad de negocios, la aerolínea tiene 16 aeronaves de carga que vuelan a 52 destinos específicos para este transporte. En total, la empresa tiene 175 naves, incluyendo a las de pasajeros, que vuelan a 150 destinos.

Según un informe de Goldman Sachs, Qatar Airways junto a Turkish Airlines, Aeroflot, Emirates y Etihad Airways, son algunas de las mejor posicionadas en el mundo para alcanzar un mejor crecimiento y podrían este año añadir 14% de capacidad frente a un promedio de 9% en la región de Europa, Medio Oriente y África, y sus ganancias mejorarán a medida que costos más bajos compensan rendimientos menores.

Archivos relacionados