Puerto Varas

Pulso Ciudad

Transporte y coordinación: los nuevos problemas de las ciudades hermanas

Efraín Moraga 29/09/2017

Instrumentos para la planificación integral y estrategias de conectividad, son determinantes para mejorar la organización de los nuevos núcleos urbanos de carácter metropolitano que se han desarrollado en Chile.

Instrumentos que dirijan la planificación de la ciudad, estrategias de movilidad que mejoren la conectividad y buena disposición de las autoridades locales, son al algunos de los principales aspectos en los que se debe trabajar para mejorar la integración entre las ciudades hermanas, que son aquellas que comparten principalmente rasgos geográficos, económicos y laborales.

Iquique-Alto Hospicio, Coquimbo-La Serena, el eje Viña del Mar-Valparaíso-Concón-Quilpué-Villa Alemana y Puerto Montt-Puerto Varas, entre otros, son algunas de las principales ciudades hermanas de Chile. Estas se caracterizan por establecer una estrecha relación urbana, al tener -en su mayoría- sistemas de transporte, servicios y equipamiento en común.

Estos núcleos urbanos nacieron luego de que el crecimiento de las ciudades intermedias monocomunales abrieran paso a las conurbaciones y áreas metropolitanas menores, producto de las regulaciones particulares de las comunas, las que muchas veces no permitieron la densificación en altura o reconversión de sus áreas patrimoniales. Otros factores son el crecimiento poblacional y la falta de planificación.

Este último ha sido uno de los principales desafíos para las ciudades hermanas. “Hay un problema entre la planificación urbana y la del transporte. Usualmente, las viviendas y sistemas de transporte se proyectan por separado, no de manera integral. Hay que apuntar a que exista solo una para la ciudad”, explica Pedro Vidal, gerente general del programa SE Santiago-Ciudad Inteligente.

Por esto es clave generar los instrumentos necesarios para mejorar la planificación de estas áreas metropolitanas menores. “No hay ningún tipo de coordinación entre Valparaíso y Viña del Mar. En general, los instrumentos de planificación son muy particulares. Cada uno los organiza de acuerdo a sus requerimientos comunales”, dice Carlos Lara, urbanista de la Universidad de Valparaíso.

Este es uno de los principales problemas del área metropolitana del Gran Valparaíso, puesto que no existe un relato en común que permita establecer sistemas coordinados de transporte, vivienda y equipamiento urbano. “Tiene que haber un reconocimiento de estos grandes tamaños metropolitanos y una suerte de alcalde superior que pueda ordenar esto”, dice Lara.

Pero la discusión no sólo apunta a la creación de un alcalde mayor o autoridad metropolitana, puesto que existen casos donde los propios alcaldes han gestionado una integración intercomunal, de manera de potenciar y mejorar aspectos como el transporte y movilidad.

Las comunas de Puerto Montt y Puerto Varas se encuentran recién en la fase de análisis y discusión de un proyecto de movilidad que podría traer grandes cambios entre ambos núcleos urbanos, denominada como “Autopista Metropolitana”.

“Estamos estudiando cuáles son las variables, porque hay muchas rutas que tienen que interconectarse con tal de no provocar un mayor atascamiento en un casco urbano centralizado y pequeño, como es el de Puerto Montt y Puerto Varas, que son muy similares”, señala Ramón Bahamonde, alcalde de Puerto Varas.

Consultado sobre cuándo verá la luz este proyecto, la autoridad de Puerto Varas comentó que “tenemos que esperar la fase de análisis antes de ver resultado de esto”.