Construccion

Pulso Ciudad

Sector construcción intenta resolver su gestión de residuos

Daniel Fajardo 13/04/2018

Trazabilidad y valorización serían los principales problemas para un correcto manejo de residuos durante la construcción o demolición de un inmueble. Diversos actores relacionados a esta industria están tratando de encontrar las brechas, estudiar los procesos y dar una solución sustentable.

LA PREOCUPACIÓN por el cambio climático también está llegando a los ladrillos, perfiles, hormigón y cables eléctricos de los edificios. Especialmente durante el proceso de construcción.

De hecho, dentro del paraguas del Programa Estratégico Construye2025 (en que participan una serie de entidades relacionadas a la construcción), este sector está hablando cada vez más de la “Gestión de Residuos de Construcción”, Rescon, a lo largo de todo el ciclo de vida de la edificación -incluyendo a la demolición- en pos de una construcción sustentable. Por esta razón creó un Comité Gestor con actores públicos, privados y académicos.

A nivel mundial el sector construcción tiene una alta participación en el total de residuos generados, con valores en torno al 35%. En algunos países industrializados, como Dinamarca, las cantidades varían de 25% a 50%, en Australia a 44%, Hong Kong 38%, España 70%, Reino Unido 50% y EEUU 29%.

Un indicador más específico para el subsector edificación, es la generación de residuos por m2 construido, con un valor en torno a 0,30m3/m2, factor que puede variar según el uso y tipología del proyecto, las condiciones del terreno, la experiencia del equipo técnico a cargo de la obra, las modificaciones al diseño en obra, etc.

Según indican los especialistas, las principales problemáticas para un correcto manejo y gestión de residuos, es la infraestructura y trazabilidad. “Los residuos deben ser vistos como recursos que pueden impulsar el desarrollo de la economía local, dando pie a nuevas oportunidades de negocio y desarrollo para las empresas chilenas”, indica Erwin Navarrete, jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional del Minvu.

Investigación e innovación

Hay importantes brechas que abordar en cuanto a la cobertura de lugares adecuados para su manejo, gestión y disposición final. Por ejemplo, actualmente Chile no cuenta con la infraestructura para atender las demandas de disposición final de los residuos de la construcción en todas las áreas de desarrollo urbano a lo largo de su territorio, ni con centros para su valorización. “Es imprescindible entender la problemática a través del concepto de economía circular, como una alternativa viable y atractiva para el desarrollo productivo, lo que también se traduce en nuevos desafíos para la innovación”, explica Helen Ipinza, ejecutiva sectorial de Corfo, y agrega: “Es clave contar con información actualizada del sector, tanto para nutrir las políticas públicas, como para propiciar inversiones en la infraestructura faltante, motivando también a la I+D+i que impulse nuevas soluciones”.

Javier Hurtado, gerente de estudios de la CChC, menciona la necesidad de contar con un sistema que funcione y sea eficiente. “Un modelo interesante de estudiar es el retiro de los residuos domiciliarios, revisar cómo funciona, bajo esta figura el que produce residuos paga por su retiro al sistema municipal. Es decir, el residuo tiene un precio claro y su trazabilidad es conocida”, dice Hurtado.

Bajo esta última mirada, las municipalidades comienzan a adquirir un rol fundamental en la trazabilidad de los residuos, desde la generación hasta la disposición final conforme al marco regulatorio. “El precio se podría fijar y vincular a los permisos de edificación y recepción final. Además, esto permitiría a las municipalidades obtener recursos para poder gestionar y valorizar los residuos en la comuna, generando nuevas oportunidades de negocio”, agrega Hurtado.

Por su parte, Natalia Sotomayor, de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) explica que cada material que se elimina en una obra no es un residuo, es la pérdida de un recurso, “lo que conlleva a revisar los procesos productivos de la construcción. Es preciso dar un nuevo enfoque, y una alternativa es a través de una construcción industrializada y más limpia”, dice Sotomayor.

Y para avanzar, el Comité Gestor de Gestión de Residuos de la Construcción, ya se ha reunido varias veces en el último año para definir -por ejemplo- las brechas del sector, así como la realización de estudios sobre una metodología para caracterizar los residuos de la construcción aplicándola a casos piloto, realizado por el CITEC-UBB; y otro sobre el diagnóstico sectorial en la gestión de residuos sólidos de las empresas del sector construcción de la Región Metropolitana, a cargo del CDT.

Sin ir más lejos, ayer se realizó el Seminario “Construcción limpia: impactos y desafíos de la gestión de residuos”, organizado por Construye2025 en conjunto con la CChC y el CDT.