til til kdm vertedero clausurado

Pulso Ciudad

Reciclaje y menos generación de basura: La única solución al problema de Til Til

Efraín Moraga 11/08/2017

Expertos destacan que la separación de origen, clasificación y revalorización son las claves para mejorar la gestión de residuos en una ciudad que recicla sólo el 10% de las 6,7 millones de toneladas generadas.

Por estos días Til Til ha estado en la polémica tras la aprobación de un nuevo relleno sanitario por parte del gobierno, lo que generó un amplio rechazo en la población y autoridades locales, situación que empeoró cuando Puente Alto decidió enviar su basura a la comuna del norte de Santiago.

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), hoy la Región Metropolitana tiene alrededor de 65 vertederos ilegales, mientras que en el país se generan 6,7 millones de toneladas de basura, de las cuales solo el 10% es reciclado.

¿Cuál es la estrategia para que este núcleo urbano no se lleve toda la responsabilidad de los residuos urbanos? Los expertos coinciden en que el problema no está necesariamente en modernizar los vertederos o rellenos; o en buscar otro Til Til en la RM. La solución principal, pasa simplemente por generar menos basura.

Para hacerse una idea, el Segundo Informe de Desempeño Ambiental de la OCDE determinó que la generación de desechos en Chile aumentó un 30% en la década del 2000, además destacó que el país aún no cuenta con una industria dedicada al reciclaje, por lo que recomendó incentivar la proliferación de este tipo de iniciativas.

Alex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad y Gestión Estratégica de Recursos de la UDD (CiSGER), indica que “a pesar de que las instalaciones son bastante modernas y los sistemas de recolección son avanzados, usualmente nuestra gestión de residuos es antigua, algo que promueve la disposición final en relleno y desincentiva otras formas de gestión de residuos que pueden ser mucho más sustentables y acordes con los tiempos modernos”, explica Godoy.

Alejandra Salas, jefa de la Oficina de Residuos del MMA, coincide en que una de las claves para hacer frente al desafío de la basura en la ciudad es reducir su generación, así como incentivar su reaprovechamiento, puesto que contienen materias primas y la potencialidad de generar energía. “Son recursos, por tanto debemos hacer todo lo posible para aprovecharlos, pero también la disminución de su generación. Considerando lo anterior, la mejor alternativa es prevenir su generación, si esto no es posible, valorizarlos (reciclarlos, reutilizarlos o repararlos) y como última opción, eliminarlos en rellenos sanitarios”, dice Salas.

Un ejemplo de esto es Oslo, una ciudad de Noruega que no supera los dos millones de habitantes, pero que ha montado una compleja industria del reciclaje y reaprovechamiento energético de residuos, tanto es así que alrededor del 12% de la basura que utiliza la planta de Klemetsrud es importada, puesto que el país ya no genera los suficientes desechos para abastecer al sistema. “En la mayoría de los países desarrollados, el reciclaje de residuos domésticos se hace puerta a puerta o con puntos limpios muy cercanos a los sectores residenciales, con una estrategia que contempla una elevada cantidad de puntos limpios”, manifiesta Kay Bergamini, docente e investigador Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales UC.

Los expertos también mencionan a la separación de origen como una de las alternativas para mejorar la gestión de la basura en la ciudad, de manera de generar las condiciones para que se produzca una segregación natural de residuos, lo que se podría lograr con algunos cambios normativos y estructurales.

“Cambiar la normativa de construcción en altura o la normativa de construcción en términos de viviendas urbanas, en el cual por cada número de habitantes existan sitios de segregación natural, por ejemplo, cuando los edificios tienen shaft, los que muchas veces son segregados. Cosa que en el fondo la generación de residuos y la separación de lo que se pueda reciclar, sea bastante localizada y se pueda generar rutas de recolección acordes en el tiempo. Eso en Chile hoy día no ocurre”, destaca Godoy.

Un lugar donde sí ocurre es Alemania. En ese país se recicla un 70% de la basura doméstica o municipal, puesto que sea ha creado una conciencia ciudadana y un marco legal que incentiva la reutilización de residuos. “Dentro de este sistema se cuenta con actores, tanto públicos como privados, que recogen los desechos domiciliarios, los cuales previamente son separados por los mismos consumidores. En este momento existen diez empresas privadas con licencias, que pertenecen al llamado ‘Sistema Dual’. Además, una parte de los desechos son recogidos directamente por cada comuna”, dice Cornelia Sonnenberg, gerente general de la Cámara Chileno Alemana de Comercio e Industria (Camchal).

Así mismo, desde el MMA comentan que también es necesario consumir racionalmente: “Tomando decisiones de manera informada antes de adquirir productos o servicios”, señala Alejandra Salas.