falla san ramon

Estudio: 3 mills de personas serían afectadas ante sismo en falla de San Ramón

Efraín Moraga 22/09/2017

Un análisis geodemográfico realizado por Georesearch indica que Puente Alto sería la comuna más dañada con un 61,8% de su población, le seguirían Las Condes con 55,4%, Peñalolén (39,6%) y La Florida (34,6%). En tanto, 395 servicios resultarían con problemas en el epicentro de la falla, entre ellos están 77 jardines infantiles, 30 supermercados y 19 estaciones de servicio.

Casi 80 jardines infantiles, 7 clínicas, 4 hospitales y 5 cuarteles de Carabineros, es parte de la infraestructura que podría ser más afectadas tras un terremoto en la zona de alto riesgo de la falla de San Ramón, que es aquella que circunda los 2.000 metros de la fractura geológica (ver mapa). Los resultados son parte de un estudio geodemográfico realizado por la empresa Georesearch.

En el lugar de mayor peligro también se ubica un reactor nuclear, 3 centros comerciales, 30 supermercados y 19 estaciones de servicio. Del mismo modo, en el sector de riesgo medio (en torno a los 5.000 metros) hay 220 jardines infantiles , 347 colegios y 12 estaciones de metro.

Para el estudio se consideraron tres áreas de influencia (2.000 mts, 5.000 mts y 10.000). Una vez establecidas, se cruzaron datos de la población del lugar, servicios, comercios, transporte y viviendas, recogidos por entidades públicas y privadas.

La Falla de San Ramón se extiende por 25 kilómetros entre el río Mapocho y Maipo, pasando por las comunas de Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina, Peñalolén, La Florida, Puente Alto y Pirque. Se suele identificar como un escalón que se alza sobre el valle de Santiago en el punto de fricción entre la placa de Nazca y Sudamericana. “Esta fractura puede moverse algunos centímetros en algún minuto, cosa que en un país sísmico como el nuestro no es un gran novedad. Es algo que hemos vivido y vamos a seguir viviendo. El problema es que está densamente poblada”, explica Pablo Osses, geógrafo de la Universidad Católica.

Es por este motivo que el experto hace un llamado a la prevención. “Toda la gente que vive ahí debiera tener un tratamiento especial, en términos de planes de avacuación, manejo de zonas seguras y revisión de infraestructura”, dice Osses.

La Onemi y el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile iniciaron un programa de monitoreo de la falla de San Ramón, a través de la instalación de 12 estaciones de vigilancia para medir el desplazamiento. “Estos equipos logran reforzar la red sismológica nacional, pero focalizado en un lugar específico, que es la primera vez que se hace. Eso nos permite tener un monitoreo particular de esa zona”, señala Víctor Orellana, subdirector nacional de la Onemi.

Gabriel Vargas, director del proyecto de monitoreo de la falla de San Ramón y académico de la Universidad de Chile, comentó que en estos estudios han detectado sismos en el pie cordillerano, lo que muestra la actividad del lugar, pero que todavía falta analizar los datos. “Hay sismisidad cortical bajo el frente cordillerano y eso es algo importante. Además, hemos estado profundizando los estudios geológicos en la falla de San Ramón. Realizamos un sondaje en el lugar y este nos ha entregado datos bien importantes desde el punto de vista científico”, dice Vargas.