José Otero

Pulso Ciudad

Director para América Latina y el Caribe de 5G Americas, José Otero sobre smart cities: “Hay interés del gobierno en lo que viene para los próximos 5 a 10 años”

Daniel Fajardo 04/05/2018

José Otero, director para América Latina y el Caribe de 5G Americas, prefiere no hablar de empresas en particular, aunque la entidad que representa tiene como miembros a grandes firmas relacionadas con las telecomunicaciones como Telefónica, AT&T, Ericsson, Sprint, Intel, Nokia y, la recién agregada, Wom.

Todas tienen algo en común al pertenecer a este grupo: fomentar el avance de la tecnología de banda ancha móvil LTE (la que incluye a 5G) en servicios y aplicaciones concretas en el continente, donde las ciudades inteligentes o “smart cities” están convirtiéndose en un perfecto caldo de cultivo para su desarrollo.

Y aunque 5G debería estar operativa en 2020, la expectativa para un mejor manejo de ciudades bajo este paraguas crece aceleradamente. “Cuando hablamos de smart city, un gran elemento es el Internet de las Cosas (IoT). Lo estamos viendo en aplicaciones de logística, semáforos, flotas con conectividad inalámbrica, etc. Las redes avanzadas ya incluyen toda una parte técnica para que se pueda comenzar a soportar todo el tráfico agregado de los dispositivos conectados a IoT”, comenta Otero.

¿Por ejemplo?

-Cuando alguien coloca estos dispositivos en un semáforo, para una flota de vehículos no basta con tener la información de donde están ubicados o saber cada cuánto tiempo cambian las luces. La clave está en enviar información exacta del clima o del embotellamiento -entre otros elementos- para que se puedan tomar mejores decisiones al momento de hacer las planeaciones de tráfico. Hay consultoras que dicen que para el 2025 vamos a tener en promedio 3,5 dispositivos conectados por persona. O sea, un mercado de 20 millones de personas, se convierte en 70 millones de dispositivos; uno de 40 millones, les agregas 140 millones, y así.

¿Cuál es su rol para explicar esto en las autoridades gubernamentales y locales?

-Es educativo. Explicar cómo funciona esta tecnología y sus ventajas para que sepan que hay un cambio de paradigma. Las tecnologías no son sólo para comunicarse o entretenerse, sino para implementar estrategias de desarrollo económico y social. Por ejemplo, cuando hablamos de una estrategia de smart city donde estamos colocando dispositivos en el área de energía, ahorramos miles de millones de dólares en consumo, porque lo puedes hacer de forma más precisa. En logística de flotas, podemos dar mayor seguridad al momento de enviar información en ruta. Son grandes ahorros de las empresas o el Estado. Eso es algo que lo tienes que comunicar.

¿Pero hay una preocupación o atención de las autoridades al respecto?

-Acá en Chile están muy interesados en conocer cuáles son las nuevas tecnologías. Al menos esa es mi impresión con las nuevas autoridades que he estado hablando (ya se reunió con la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi). Hay mucho interés del gobierno sobre lo que viene en los próximos 5 a 10 años.

¿Y conociendo la realidad en Chile, qué próximos hitos se podrían desarrollar uniendo las redes móviles y el concepto de smart city? ¿Energía, transporte, seguridad?

-Eso lo decide cada entidad o empresa y no son exclusivos. Se puede comenzar con todos a la vez.

Pero, en general, lo más simbólico ha sido el transporte.

-Sí, y también el monitoreo inteligente en el consumo de energía o “smart grid”.

¿Cuál es el rol de las telecos en este panorama?

-Con respecto a IoT en las smart cities no necesariamente tiene que ser un operador el que lo implemente. Puede venir un tercero y utilizar la conectividad que sí da un operador, porque es su negocio principal.