Pulso Ciudad

Académicos apuntan a la puesta en valor y descentralización

Efraín Moraga 02/06/2017

Urbanistas explican que, si bien se han realizado avances en materia de plazas y parques, aún existen temas por resolver. Además, los expertos destacan que a la hora de desarrollar una política que impulse el desarrollo en esta materia, será necesario considerar aspectos de sustentabilidad como la eficiencia en el uso del agua.

Carlos Lara Aspee. U. de Valparaíso: Atención en las quebradas y altos en los cerros

El arquitecto urbanista de la Universidad de Valparaíso, Carlos Lara, hace un llamado a poner en valor los fondos y altos de los cerros como áreas verdes para la ciudad. Además, asegura que se deberían considerar otras alternativas más sustentables para la creación de parques.

“Todavía tenemos una serie de problemas y deficiencias que debemos resolver, por lo tanto, eso ha hecho que el tema del área verde sea dejado de lado. Si este asunto se plantea como tal, en nuestra ciudad debiera ser llamada de otra forma, como por ejemplo: área marrón, por llamarla de alguna forma, porque cuando se plantean áreas verdes, la gente piensa en césped y eso es carísimo en este país”, asegura.

Para el arquitecto urbanista existe una clara deficiencia de áreas verdes en Viña del Mar y Valparaíso, problema que podrían abordarse a través de una reorientación de la política de planificación de parques. En ese sentido, declara que es importante poner en valor algunos lugares olvidados: “las quebradas en Valparaíso debieron haber sido parques hace mucho tiempo. Los fondos y altos de los cerros es lo que nos va quedando de parque”, manifiesta.

De cara a la posibilidad de crear una nueva autoridad que se encargue de la administración y planificación integrada de la política de áreas verdes en la ciudad, asegura que podría existir una instancia gubernamental de coordinación de estos procesos de áreas verdes, pero agrega que ese es un peldaño superior a nuestra realidad.

Lara considera que el principal problema para la creación de parques y plazas en la ciudad es la falta de recursos. “Una política de áreas verdes sería importante en la medida de que también cuente con recursos para llevarlo adelante”, dice.

Paola Velásquez Betancourt, U.de Chile: Mirada integral para enfrentar deficiencias

Para la académica del departamento de Urbanismo de la Universidad de Chile y doctora del Instituto de Urbanismo de París, Paola Velásquez, debiera existir una mirada que entienda a las áreas verdes como un sistema integrado, puesto que considera que existe una distribución poco equitativa del recurso.

“Hay una repartición no equitativa de áreas verdes dentro de la zona metropolitana de Santiago, principalmente, y eso genera un montón de otros problemas, como una ciudad segregada socioeconómicamente, pero también en cuanto a áreas verdes. Existe una diferenciación en la repartición y en la calidad de las áreas verdes que yo creo que todo el mundo percibe”, explica la académica.

Velásquez destaca la existencia de planes y proyectos que mejoran las áreas verdes en la ciudad, pero manifiesta su preocupación frente a la falta de coordinación entre las diferentes iniciativas, lo cual constituye uno de los principales desafíos a superar.

“Hay distintos programas que van en pro de mejorar las áreas verdes -que muchas veces son zonas café en distintos lugares de Santiago-, como los parques urbanos o los programas de mejoramiento de barrios, que recuperan las áreas verdes de un lugar, pero no hay una mirada integral, como un sistema verde”, asegura la urbanista.

La académica explica que hay muchas otras ciudades en el mundo que están desarrollando los sistemas de infraestructura verde y azul, es decir, donde no sólo se ven como áreas verdes, sino que como una estructura multifuncional y multiescalar interconectada. “Esto genera un montón de efectos y beneficios de otra índole, más que de recreación solamente”, asegura.

Leonel Pérez, U. de Concepción: Descentralización de parques urbanos

El docente de la Universidad de Concepción y doctor en Urbanismo de la Universidad Politécnica de Cataluña, Leonel Pérez, asegura que hay que descentralizar el programa de parques urbanos para que los sectores periféricos de las ciudades puedan acceder a ellos.

“Al Programa de Parques Urbanos, al menos en la ciudad de Concepción, quizá le ha faltado abordar algunos sectores en zonas periféricas, lugares no tan del centro, lo digo porque una de las primeras obras fue el parque Ecuador y el cerro Caracol, que es probablemente el parque más importante del Gran Concepción y uno de los más concurridos, pero creo que es necesario abordar otros, como es el parque del cerro Chepe y el del cerro Amarillo”, dice.

De cara a las deficiencias en cuanto a áreas verdes existentes en el Gran Concepción, el académico asegura que un aspecto a mejorar es la recuperación de los sectores ribereños de las lagunas. “El Gran Concepción tiene siete lagunas urbanas, que están rodeadas de sectores residenciales, cuyos bordes -por muchos años- se han tratado de recuperar en forma de parques y creo que ahí hay un esfuerzo mucho más grade por hacer”, explica Pérez.

Desde la Universidad de Concepción aseguran que se ha avanzado en mejorar la política de planificación de áreas verdes, aunque aún queda camino por recorrer. “Se han dado pasos en ese sentido y lo valoro como positivo. A pesar de que los avances en términos materiales han sido lentos o muy parciales, esa institucionalidad está comenzando a funcionar en el Ministerio de Vivienda, con el Programa de Parques Urbanos”, afirmó el experto.

José Rosas, Universidad Católica: Evitar la desigualdad verde

El académico de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos de la Universidad Católica, José Rosas, declara su optimismo frente a la actual política de áreas verdes en la ciudad, pero sostiene que existe desigualdad en ella.

“Las políticas que ha habido sobre áreas verdes en la ciudad de Santiago han ido progresivamente tendiendo a mostrar -como indicador de calidad de vida- que se hace necesario un aumento de espacios dedicados a jardines, parques y lugares de reserva natural en la ciudad. Ese es un camino que se está construyendo culturalmente”, explica Rosas.

El experto asegura que los mayores avances se han dado en los planes que han dotado de áreas verdes grandes o pequeñas a los sectores más frágiles y vulnerables en la ciudad de Santiago.

Además, destaca otras iniciativas impulsadas en la capital. “Probablemente los del arco norte y surponiente, verdaderamente son los que tienen el mayor déficit en ese sentido. Sin embargo, el gran avance ha sido la escala metropolitana del manejo de parques que existe y algunas realizaciones interesantes como la que llevó a cabo la comuna de Providencia con su sistema de parques integrados”, sostiene.

En cuanto a los principales desafíos, el académico de la Universidad Católica asegura que “la principal deficiencia es que no existe una ciudad verde justa, es decir, la repartición y concentración de áreas verdes por comuna es desigual”, manifiesta.

Por otra parte, agrega que hay que instaurar una estrategia de sostenibilidad a la hora de crear nuevos espacios verdes en la ciudad. “Junto con el consumo de suelo, el agua es primordial para una ciudad que es ecológicamente sustentable. Por eso, el cambio de mentalidad en el tipo de especies y material vegetal es fundamental”, destaca.