2198609_500.jpg

Empresas & Mercados

Puente Chacao: Crisis de la brasileña OAS obliga a Hyundai a buscar socio

Julián Mazzucco 16/10/2015

La constructora, aliada de la coreana en la megaobra, no ha podido pagar las boletas de garantía por una investigación sobre potencial corrupción en su país.

Un momento sumamente complejo atraviesa el consorcio a cargo de la mayor obra de infraestructura del último tiempo; el Puente Chacao.

Esto, porque la firma brasileña OAS, que tiene el 49% de participación, no ha podido pagar las boletas de garantía de dicho proyecto, lo que obedece a que la empresa es una de las firmas investigadas en el marco de los escándalos de corrupción que han sacudido a ese país.

Esta sensible condición ha llevado a que Hyundai, que ostenta el 51% del consorcio, inicie una búsqueda de nuevo socio para reemplazarla. Así se lo informaron al Ministerio de Obras Públicas, quien es el organismo que debe autorizar cualquier modificación al interior del consorcio contratado para levantar el puente sobre el canal de Chacao.

Según conocedores del proceso, la compañía japonesa también baraja la opción de adquirir ellos mismos la participación de OAS. No obstante, no es una idea que atraiga mucho al MOP puesto que, tal como explican al interior del ministerio, el consorcio requiere del conocimiento regional que pueden entregar compañías de la región.

La situación de OAS es vista dentro de la industria como una complicación respecto del contrato para construir el puente, ya que no muestra la solvencia necesaria y exigida por las bases de licitación del proyecto. Lo anterior perjudica seriamente al consorcio, a pesar de la positiva situación que vive la firma coreana.

A mediados de año, el propio jefe de la cartera, Alberto Undurraga, manifestó su preocupación respecto del momento que atravesaba la constructora brasileña.

“Para nadie es un misterio que nos genera cierta preocupación la situación de OAS en Brasil, toda vez que en ese país, (la matriz de la firma) ha presentado problemas financieros asociados a la crisis y al caso Petrobras”, aseguró entonces Undurraga.

Es más, el 25 de septiembre el ministro recibió en su oficina a Corrado Fabbri, director de Astaldi Concessioni. El motivo de esa reunión, según consta en los registros del MOP fue: “Entregar carpeta con los antecedentes del proceso de due diligence que realizó Astaldi en Europa y en Chile, más la auditoría técnica y legal”, que se materializó en el marco de la fallida presentación de oferta de Astaldi a la brasileña OAS, tras el MOU (memorandum de entendimiento) firmado con dicha empresa para el ingreso de la compañía al proyecto del Puente Chacao”.

En la cita de la autoridad y el principal ejecutivo de la italiana en el país, se explicó porque la compañía no ingresará al consorcio. No obstante, ya se perfilan otras constructoras interesadas.

Avances del proyecto

Adicionalmente a los cambios que podrían ocurrir al interior del consorcio encargado, los procesos para su desarrollo están demorados. Tal como explican conocedores del proyecto, aún hay ciertos informes que aún no han sido visados y esto mantiene en stand by pedidos de distintos componentes del puente, que son construidos en el extranjero y que tienen largos tiempos de entrega. 

Según los plazos del MOP, el diseño final del puente Chacao debería estar listo el 14 de agosto, lo que permitiría iniciar la construcción física del puente de 2.600 metros de longitud.

A través de la Dirección de Vialidad el Estado invertirá más de $ 360 mil millones, sin considerar los fondos destinados a  los accesos en el continente y en la isla.

Archivos relacionados