Presidente de LATAM cuestiona duramente a la autoridad: “Tenemos un aeropuerto caro y malo”

Carla Cabello 13/09/2017

Ignacio Cueto apuntó sus dardos hacia el aeropuerto de Santiago el que calificó de saturado y caro, a los cobros que se le hace a la industria aérea y al actual modelo de concesiones, que a su jucio es anacrónico.

Una fuerte crítica al cobro de las tasas aeronáuticas que realiza el Estado y al actual modelo de concesiones del aeropuerto de Santiago, Arturo Merino Benítez, hizo ayer el presidente del directorio de LATAM Airlines, Ignacio Cueto, durante una presentación en el primer Summit de Turismo en Chile, organizado por Fedetur.

“Si pensamos en lo que ha pasado en los últimos diez años, hoy tenemos el doble de pasajeros de lo que se pensó. Por lo tanto, el fisco recauda el doble de lo que pensó en tasas (aeronáuticas). Pero la parte que le sobró se lo lleva a Hacienda, y Hacienda hace de esos recursos lo que estime conveniente y no se gastan en infraestructura de aviación. Es decir, tenemos un impuesto directo a la aviación, al transporte, al turismo”, partió señalando Cueto en su exposición. Y agregó: “Por otro lado, tenemos un modelo de concesiones antiguo, anacrónico, que también lo único que busca es cobrar lo máximo para darle lo máximo al fisco. O sea cobro todo lo que puedo y el que le da más dinero al fisco, a ese se lo adjudico. Nuevamente un incentivo a cobrar caro”.

Sin embargo, las críticas del presidente de LATAM también apuntaron al principal aeropuerto del país. “Tenemos un aeropuerto caro y malo. Todos sabemos que el actual aeropuerto está malo. Nos queda chico, es feo, no funciona, en fin”, indicó. En ese sentido, resaltó los cambios que se están haciendo en esta materia y la construcción del nuevo terminal. “Estamos construyendo un buen aeropuerto y hoy se puso la piedra para un buen aeropuerto. Espero que de aquí al 2020 tengamos un buen aeropuerto. Pero por mientras tenemos desafíos fundamentales”, señaló.

En ese sentido, dijo que uno de los principales desafíos tiene relación con las tasas aeronáuticas. “No puede ser que esta industria tenga un impuesto, no se lo merece. Esta es una industria que tiene sólo externalidades positivas, que ayuda al desarrollo, a la integración, a la economía, a la gente, al buen vivir, a todos, y estamos multándola con un impuesto directo que realmente no se puede entender”, sostuvo, “Por otro lado, tenemos que resolver el tema de las concesiones. Hoy licito un aeropuerto por 20 años, ¡quién sabe como va a estar el aeropuerto en 20 años más con los cambios tecnológicos de hoy! Tenemos que construirlo pero con una flexibilidad importante (…) Si estamos encajonados con una concesión, deberíamos poder decir ‘sabe que más, yo le pago sus flujos futuros y esto se acaba acá, o relicitemos, porque cambió todo esto’. Necesitamos modernizando en ese sentido”, apuntó.

Por otra parte, destacó que la industria aérea viene creciendo a tasas del 12% en los últimos 10 años, mientras el país crece un poco menos que 4%. “Por lo tanto, la industria aérea crece tres veces más que el PIB”, indico. Pero agrega: “Un aeropuerto saturado y caro, un impuesto que esta industria no se merece y un modelo de concesiones anacrónico son tres elementos que nos preocupan y que tenemos que buscar como resolver”, señala.

Asimismo, destacó los precios, que han caído 40% real en los últimos 10 años, y la mayor competencia con la llegada de las líneas aéreas de bajo costo. “Cuánto miedo hubo por la fusión LAN con TAM, por las alianzas que queremos hacer. Todo eso ha ayudado a que los precios sean cada día más bajos. En este país se vuela más barato que en Estados Unidos doméstico”, comentó.