Empresas & Mercados

Precio de pañales subió 12% real en período colusorio y FNE investiga a la industria

L. Cárdenas / M.J. Tapia / R. Cárdenas

Conadecus afirma que hasta cuatro veces más pagaron las familias más pobres en la compra de pañales entre los años 2002 y 2009. Asociaciones de consumidores cuestionaron la inactividad de la Fiscalía Nacional Económico.

Otro caso de colusión genera impacto entre el empresariado y la clase política de nuestro país. Se trata de los actos de coordinación que llevaron adelante las empresas CMPC -controlada por el Grupo Matte- y Kimberly-Clark en el mercado de los pañales entre los años 2002 y 2009, tal como lo reveló la delación compensada de la firma nacional, publicada ayer en La Tercera.

Si la gigante estadounidense había quedado al margen de la arremetida de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en su requerimiento contra CMPC y SCA Chile (ex PISA) por la colusión del confort, esta vez, al igual que en Colombia, Kimberly-Clark sí habría cometido actos contrarios a la libre competencia en el país, mediante la coordinación de alzas de precios, coordinación en actividades promocionales y acuerdos de posicionamiento en el sector de pañales, donde Kimberly-Clark participa con la marca Huggies y CMPC, con Babysec.

A través de un comunicado, la FNE confirmó que mantiene una investigación en el mercado de pañales, al señalar que “conforme a la normativa vigente, no se refiere a investigaciones en curso”.

Según datos del INE, en los siete años que habría durado el cartel, los precios de los pañales subieron 12% real, esto considerando que entre 2002 y 2009, el valor nominal del producto aumentó en torno a 37%, mientras que el IPC lo hizo en un 25%.

Asimismo, según cálculos de Gonzalo Escobar, ex economista de la FNE y que trabaja actualmente en Conadecus, hasta cuatro veces más pagaron las familias más pobres de Chile en la compra de pañales durante el período de colusión. Esto último en comparación con las familias de mayores ingresos. Dichos antecedentes, se basaron en la última Encuesta de Presupuesto Familiar del INE de 2015. Este antecedente es parte de los datos que baraja la corporación, la cual evalúa acciones legales en contra de ambas empresas. 

“La colusión afecta a todos por parejo, y en especial a las familias jóvenes que tienen hijos pequeños de hasta dos años, en que los pañales forman parte primordial de la canasta de consumo mensual”, sostuvo el economista.

En la misma línea, el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, sostuvo -en horas de la mañana- que: “La Fiscalía no hizo nada. Es muy grave. No investigó si efectivamente se terminó el 2009 o ameritaba una investigación profunda. Más aún si había antecedentes previos en Colombia. ¿Qué hizo la Fiscalía? Nada. Necesitamos que el Fiscal Nacional explique por qué no se investigó profundamente después de la declaración que hiciera CMPC”.

La misma idea fue destacada por el presidente de Odecu, Stefan Larenas. 

Más allá de ello, durante la tarde, la FNE envió una declaración donde deslizaba que sí existía una investigación en curso. 

Tanto Odecu como Conadecus -ambas entidades que defienden el interés colectivo de los consumidores- forman parte de la mesa de mediación que levantara el Sernac con CMPC a fin de buscar compensaciones por el cartel del tissue.

Para el director del Sernac, Ernesto Muñoz, la investigación de la FNE en el mercado de pañales no debería afectar el resultado de la mesa. “La mediación del tissue ha tenido un carril que ha tomado bastante tiempo dedicado a analizar los antecedentes con informes. Pero espero que pronto tengamos un acuerdo sobre los montos a compensar”, sostuvo el jefe del servicio dependiente del Ministerio de Economía.

Prescripción

Según los hechos relatados por CMPC, estos al parecer habrían terminado en 2009, por lo cual el delito estaría prescrito por haberse sobrepasado los cinco años. Pese a ello, altas fuentes ligadas al proceso legal sostienen que la prescripción en un acto de colusión no es necesariamente desde que se comete el hecho, sino que desde que los efectos hayan dejado de producirse.

Por lo tanto, ambas compañías pudieron poner fin a los actos colusorios, pero la prescripción podría no haber comenzado en ese momento. 

Gremio

En agosto del presente año, la asamblea general del Consejo de Administración Forestal (en inglés: Forest Stewardship Council, FSC), entidad encargada de la certificación en productos forestales- rechazó emitir una amonestación en contra de CMPC a raíz del caso de colusión del tissue. 

Esta vez, el gremio apuesta por endurecer sus normas en contra de las empresas que vulneran las normas de libre competencia, señalan en su interior. Y justamente la investigación del mercado de los pañales impulsará los cambios en los estatutos de la entidad internacional.

“No podemos quitar la certificación, pero ahora vamos a trabajar en los nuevos estatutos. La idea es que las empresas certificadas respondan al proceso de certificación”, sostuvo el nuevo presidente de FSC Chile, Mario Rivas.

Enlaces relacionados