Caleta Portales con baja de Venta de Pescados

Empresas & Mercados

Pesqueras listadas en bolsa suman pérdidas por US$245 millones tras implementación de la Ley de Pesca

Constanza Pérez-Cueto 17/04/2018

De cara a la eventual nueva modificación de la normativa, las empresas del sector han mostrado un bajo desempeño desde la última modificación.

Una mala posición frente a los cambios que podría acarrear consigo la modificación a la Ley de Pesca es la que enfrentan las empresas del sector, afectadas por la poca disponibilidad de recursos pesqueros y por una alta carga impositiva, que trajo consigo la normativa aprobada en el anterior Gobierno de Sebastián Piñera.

Eso, dado que en los últimos cinco años las cifras del negocio pesquero de las compañías listadas en bolsa muestran un bajo desempeño, arrastrando pérdidas por US$ 245,7 millones; una caída en las ventas de 40,1% y una rentabilidad sobre activos que acumula un descenso de 14,3% en el periodo, según la información emitida por las firmas a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

En contraste, y de acuerdo con los datos de la Subsecretaria de Pesca, durante ese mismo lapso y considerando a todas las empresas del área que pagan impuestos, por concepto de patente y royalty, éstas desembolsaron US$ 130,2 millones .

El análisis, que consideró las cifras depuradas -sin considerar el negocio salmonero o la venta de activos- de Blumar, Camanchaca, Corpesca y Orizon, no incluyó los datos de Eperva y Coloso, dado a que son sociedades de inversión, sin operación efectivas. Mientras que en el caso de Iquique Guanaye, no fue incluida dentro del análisis, dado a que es la controladora de Orizon.

La realidad. De acuerdo con un ejecutivo del sector, estas cifras muestran la realidad financiera del negocio.

“Generalmente se muestran consolidadas con otros negocios como el salmonero, que es el caso de Camanchaca y Blumar y cuesta deducir claramente cual es el resultado de las pesqueras”, señaló.

En esa línea, comentó que en muchos casos, es el negocio de los salmones o la venta de activos, los que les ha permitido mantenerse a flote.

Asimismo, indicó que ha impactado en esta situación el estado de las pesquerías, que a pesar de que se han recuperado en los últimos años no han recuperado los niveles previos a la denominada “Carrera Olímpica”.

“El último trienio (2015-2017) ha sido muy complejo para el sector pesquero, pues la ley de pesca impuso una alta carga impositiva específica, mayor a la de todos los países pesqueros, que daña la competitividad e impacta fuertemente los resultados. Y si bien en 2017 las exportaciones subieron levemente respecto a 2016, en torno al 6%, los estados financieros de las compañías abiertas en Bolsa reflejan resultados muy bajos e incluso negativos, pese al evidente control de los costos”, señalaron desde la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca).

“Este tipo de legislaciones no pueden revisarse con solo cinco años de funcionamiento, ya que este tiempo no permite observar los reales resultados de su gestión. Además, querer modificarla todos los años genera incertidumbre y pérdida de competitividad para un sector que es relevante para Chile y que puede generar un impacto social muy grande. La certeza jurídica es indispensable para la ejecución de actividades productivas de largo plazo y para la concreción de inversiones”, añadió.