2078466_500.jpg

Empresas & Mercados

Pedro Parente asumirá como presidente ejecutivo de Petrobras

EFE 19/05/2016

El ex jefe de Gabinete del Gobierno de Fernando Henrique Cardoso, sustituirá a Aldemir Bendine, quien dirigió la empresa desde enero de 2015.

La petrolera estatal Petrobras, sumida en una profunda crisis, nombrará al exministro Pedro Parente como nuevo presidente de la compañía en sustitución de Aldemir Bendin, según confirmó hoy el palacio Presidencial de Planalto.

Parente, quien cuenta con el visto bueno de los mercados, aceptó la invitación realizada por el Gobierno del mandatario interino, Michel Temer, que, como accionista mayoritario, tiene votos suficientes para elegir el presidente.

El nombramiento de Parente todavía deberá ser votado por el Consejo de Administración de la petrolera, que aún no confirmó oficialmente su designación.

Licenciado en ingeniería, Pedro Parente fue ministro de la Presidencia durante el segundo mandato del exmandatario Fernando Henrique Cardoso y actualmente ocupaba la presidencia del Consejo de Administración de la bolsa de Sao Paulo BM&F Bovespa, mandato para el que fue elegido en marzo del año pasado.

Inició su carrera en el estatal Banco do Brasil, pasó por el Banco Central (BC) y fue consultor del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Parente asume el comando de la petrolera en sustitución de Bendine, quien tomó las riendas de la estatal en febrero de 2015 en pleno agravamiento de la crisis petrolera.

El exministro tiene por delante el desafío de estabilizar a Petrobras, sumida actualmente en un profunda reestructuración a causa de sus recientes malos resultados, que en el primer trimestre de este año registraron pérdidas por valor de 1.200 millones de reales (unos 342 millones de dólares).

En 2015 la petrolera reconoció un balance negativo récord de 34.836 millones de reales (unos 10.000 millones de dólares), lastrada por su crisis interna y la caída del precio internacional del petróleo.

Envuelta en el gigantesco escándalo de corrupción, Petrobras se ha visto obligada a reconocer un agujero en sus cuentas de cerca de 2.000 millones de dólares desviados por una red destapada en 2014.

El escándalo que envuelve a la petrolera, conocido popularmente en el país como el caso “Lava Jato”, ha salpicado a una veintena de grandes compañías privadas y a medio centenar de políticos, incluidos ministros, senadores y diputados principalmente de los partidos oficialistas.

El Ejecutivo de Temer, quien sustituye a la presidenta suspendida Dilma Rousseff, ha realizado esta semana varios anuncios del primer escalón de su equipo económico, entre los que destacó el de Ilan Goldfajn como presidente del Banco Central.

En las próximos días podrían ser desvelados los nombres de los presidentes de las entidades estatales Banco do Brasil y Caixa Federal.